Mirá el video

Una lucecita roja

El motor de Peñarol anduvo, pero hay algo que no funciona. Los aurinegros ganaron por la mínima diferencia (1-0) ante Rentistas en el Centenario.

Si no podés ver el video, hacé click acá.

Bengoechea no gritó esta vez, ni crispó los puños, como lo había hecho al final de partidos que se volvieron “chivos” y Peñarol igual los ganó, como frente a Fénix y contra Danubio.

Éste de ayer también se le tornó complicado a Peñarol, como lo señalan, por ejemplo, algunos indicadores de lo que ocurrió en el Centenario a lo largo de los 90’: los aurinegros y ese adversario modesto que era Rentistas, fabricaron ocho situaciones de gol cada uno, y en lo que tiene que ver con los corners, Peñarol forzó uno solo más que Rentistas, con un sugestivo 8 a 7, que capaz que termina de explicar por qué con el último pitazo del árbitro, Bengoechea se llevó las manos a los bolsillos de la campera y caminó con gesto serio rumbo al túnel.

Es más, consecuente con esa actitud sobria, minutos antes, faltando siete para el final, el entrenador aurinegro había puesto a Marcel Novick por Luque; todo dicho: entró un volante de marca pura por un atacante que en el segundo tiempo, ante la necesidad de Peñarol por mover el score, casi había jugado de punta.

Concretamente, entonces: como se desprende también del registro que indica que Peñarol estrelló tres pelotas en los caños y Rentistas dos, fue un partido muy abierto; hasta que, ya en el complemento, los “bichos colorados” se refugiaron atrás y se jugaron más al contragolpe, porque además ahí Peñarol les puso a Ifrán, Forlán, y hasta Palacios y Luque de atacantes netos, para atacarlos con todo, el trámite fue de ida y vuelta, incluso. Algo que no habla bien de los aurinegros, si se toma en cuenta el rival de turno: con dos partidos ganados, tres empatados y cuatro perdidos, Rentistas llegó al compromiso de ayer siendo10° entre los 16 equipos del Torneo Apertura.

Igual, lo de Peñarol no fue novedad ni sorpresa; jugó dentro de los parámetros de costumbre: con poca marca en el mediocampo, en donde Nández los corrió a todos “como loco”, y con una generación lenta de tres cuartos de cancha hacia arriba, hasta que Ifrán entró por Zalayeta, el equipo aurinegro llegó poco y, por contrapartida, por lapsos Rentistas lo atacó con una soltura y una profundidad que parecía el Borussia Dortmund.

Por eso se explica el gesto de alivio que tuvo Bengoechea al final, y antes el cambio de Novick por Luque: dos de las tres pelotas en los caños del arco rival habían sido por remates desde afuera del área, sin que Peñarol quebrara la línea de cinco que Rentistas le puso en el fondo, y la ejecución de una falta y un cabezazo salvador de Aguirregaray concretaron el gol del triunfo.

Es que el DT había dicho que ante Rentistas empezaba “un campeonato de 12 puntos en el que se definen muchas cosas”, y Peñarol “debutó” en él ganando; pero lo hizo como esos autos a los que el motor les anda, aunque en el tablero se haya prendido una lucecita roja en advertencia de que algo no funciona.

El “Profesor” hizo igual que el maestro

Bengoechea ayer puso a Albarracín y Luque como volantes por afuera, el ex bohemio en la derecha y el argentino por la izquierda, pero eso no le dio al ataque la profundidad que el DT busca.

Es que, el primero trató siempre de hacer la diagonal hacia el medio y, de ese modo, por su lado Peñarol no tuvo desborde; y el segundo aceleró, según su estilo, pero cuando metió el pase hacia el centro del área no encontró receptores de peso en esa zona, o que lo hubieran seguido a sus mismas revoluciones.

Con Forlán y Zalayeta jugando de punta, al rival de Peñarol le bastó marcar con cinco en el fondo para neutralizar el riesgo que pudieron crear las pocas pelotas que “Cachavacha” recibió con claridad y, a partir de eso, jugó en igual forma.

El panorama empezó a variar cal salir Zalayeta, pero no sólo por ese cambio, sino porque la modificación aparejó otra: Luque jugó más arriba, casi como puntero, igual que Palacios luego, sobre la otra punta.

Ahí, y de esa manera, Peñarol llegó más por afuera, tuvo mayor capacidad de desborde, aunque lo pudo hacer porque el rival ya se había refugiado en el fondo: de hacerlo antes, o contra otro adversario, habría sido muy peligroso.

Todo es relativo, después de todo. Empezando porque Peñarol ganó como la selección, de la que se elogió su poder para definir de pelota quieta y en el juego de alto, hablándose de las cortinas y del trabajo que había detrás de los triunfos logrados de esa forma. La diferencia está en que Peñarol ayer no jugó en la altura, y que Rentistas tampoco es Colombia.

PEÑAROL 1-0 RENTISTAS

Fecha: 18/10/15

Estadio: Centenario

Árbitros: L. González, N. Taran y J. Castro

Peñarol: G. Guruceaga; M. Aguirregaray, C. Valdez, G. Rodriguez, Diogo; N. Albarracin (68' C. Palacios), N. Nandez, L. Aguiar, C. Luque (83' M. Novick); D. Forlán y M. Zalayeta (62' D. Ifrán). DT: P. Bengoechea.

Rentistas: G. Reyes; G. Martínez, S. Ramírez, E. Cabaco, D. González (85' G. Alles); H. Soria, S. Vázquez, M. Mier (65' C. Souza); L. Rodríguez (78' G. Maidana); G. Mastriani y D. Terans. DT: V. Villazán.

Gol: 26' Aguirregaray (P)

Amarilla: Ramírez (R)

El momento del gol: Aguirregaray cabecea solo para el 1-0. Foto: Fernando Ponzetto
El momento del gol: Aguirregaray cabecea solo para el 1-0. Foto: Fernando Ponzetto
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)