PEÑAROL

Lucas Hernández estuvo en las dos polémicas

Una en el primer tiempo y otra en el segundo, aunque una fue afuera del área y otra adentro.

VEA LA FOTOGALERÍA. Lucas Hernández ingresó al área y Techera lo derribó
Penal. Lucas Hernández ingresó al área y Techera lo derribó aunque el árbitro no cobró. Foto: Gerardo Pérez
Penal. Lucas Hernández ingresó al área y Techera lo derribó aunque el árbitro no cobró. Foto: Gerardo Pérez
Penal. Lucas Hernández ingresó al área y Techera lo derribó aunque el árbitro no cobró. Foto: Gerardo Pérez
Penal. Lucas Hernández ingresó al área y Techera lo derribó aunque el árbitro no cobró. Foto: Gerardo Pérez

Un penal mal cobrado y un que fue y no concedió el árbitro Gustavo Tejera, en ambos casos dejando como perjudicado a Peñarol, debería signficar una mala nota para el árbitro del partido, pero no es así. Hizo un buen manejo de las tarjetas, le dio ritmo al partido, cuando no tuvo más remedio que interrumpir el juego lo hizo y volvió atrás para marcar una falta y técnicamente utilizó muy bien los recursos. Ahora bien, veamos las dos polémicas más importantes del encuentro:

A los 29 minutos Lucas Hernández invadió el área de Rampla Juniors por la izquierda, enganchó hacia adentro y Wilington Techera le tocó el tobillo, haciéndolo caer. Fue, a todos los efectos, falta. Sin embargo, el árbitro nada marcó pese a estar muy cerca de la jugada. Con el partido 2-0, la jugada pudo haber marcado el encuentro, pues un eventual 3-0 antes de la media hora hubiera bajado la cortina a las aspiraciones de Rampla Juniors.

Más relevante fue el penal del minuto 58’ marcado en contra de Hernández, por una falta que sí cometió pero afuera del área. Tejera señaló el foul, pero miró a su primer asistente, Richard Trinidad, quien le marcó erróneamente que ocurrió dentro del área. Fue cuestión de centímetros, pero en definitiva no fue penal. Martiñones lo convirtió en el 2-1 y allí se armó un partido nuevo.

Finalmente, ya en tiempo de descuento, llegó la roja a Gabriel De León por segunda amarilla. El jugador protestó, pero sin razón. Estuvo bien Tejera en sancionar con amonestación un puñetazo en la cara del rival al saltar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)