NACIONAL

¿Lorenzetti y Rodríguez pueden jugar juntos?

Si bien ambos juegan en posiciones similares, pueden complementarse y ser titulares en Nacional. 

Lorenzetti
Lorenzetti es más lento, con más pausa y buen remate. FOTO: El País. 

Santiago Rodríguez fue el jugador que más deslumbró a los hinchas en la pretemporada. No se achicó en partidos importantes como en el clásico amistoso (donde 26 minutos le bastaron para destacarse) y en la final de la Supercopa, donde si bien se fue expulsado por una decisión que pareció exagerada de Andrés Cunha, tuvo un buen rendimiento.

En tanto, Gustavo Lorenzetti debutó con la casaca tricolor en el empate a 1 con Liverpool y también ilusionó a los fanáticos albos, a quienes siempre les gustaron los enganches, los talentosos, los capaces de hacerle un mimo a la pelota y poner en carrera a un compañero para el gol.

Tanto en la final de la Supercopa como en Belvedere quedó la sensación que a los dos les faltó el socio ideal, porque en ambos partidos (quizás con la salvedad del complemento contra Liverpool, cuando entraron Castro, Bergessio y Ocampo) los atacantes quedaron bastante aislados.

Santiago Rodríguez
Santiago Rodríguez tiene vértigo, técnica y definición. FOTO: El País. 


Por ende, la pregunta se posiciona por su propio peso: ¿Lorenzetti y Santi Rodríguez pueden jugar juntos pese a ser enganches? No hay dudas que sí. Pero para que puedan complementarse dentro de un campo de juego es poco probable que lo hagan con este sistema táctico que está usando el técnico Eduardo Domínguez, con un 3-4-1-2. En tal sentido, hay algunas variantes que podría implementar el técnico para darle cabida a los dos.

Una de ellas es sacrificar uno de los volantes centrales (Carballo parece empezar mejor que Arzura, aunque el argentino es más defensivo y ordenado) y pasar a un 3-3-2-2, con Zunino, Carballo o Arzura y “Palito”, más los dos enganches. A la hora de defender, uno tendría que auxiliar al volante central y retroceder con un 3-4-1-2 o con cinco atrás con la ayuda de los carrileros.

Otra posibilidad es un 3-4-2-1 sacando a uno de los delanteros, que bien puede ser Seba Fernández (hay que ver cuando Bergessio esté al 100% qué delantero tendrá la prioridad, si él o Rivero).

Una tercera variante es pasar a cuatro en el fondo en un 4-2-3-1, sacrificando a un zaguero o lateral y volcando a Santi Rodríguez a una de las bandas como mediapunta.

La principal diferencia entre ambos, más allá de la pausa de Lorenzetti y del vértigo de Rodríguez, es que el juvenil es más proclive a jugar recostado a una banda como lo hizo en el clásico amistoso, cuando Amaral también fue titular.

Precisamente, otra interrogante es qué lugar tendrá Amaral cuando se recupere de su desgarro. Por ahora, parece haber perdido terreno frente a Lorenzetti y Rodríguez.

Variante I: Jugar con un 3-4-2-1

Pensando en próximos partidos, con un 3-4-2-1 y la inclusión de los dos enganches, Nacional bien podría jugar con Esteban Conde; Guillermo Cotugno, Marcos Angeleri, Matías Viña; Matías Zunino, Joaquín Arzura, Felipe Carballo, “Palito” Pereira; Gustavo Lorenzetti, Santiago Rodríguez y Gonzalo Bergessio (u Octavio Rivero o Sebastián Fernández). Con este sistema táctico se sacrificaría uno de los atacantes aunque Rodríguez podría adelantarse.

Variante II: Jugar con un 4-2-3-1

Con un 4-2-3-1, Domínguez cambiaría la línea de tres defensores que ha utilizado hasta ahora. En ese sentido, parece un sistema más equilibrado en todas las líneas y una posibilidad es con Conde; Zunino, Angeleri, Viña, Pereira; Arzura, Carballo; Santi Rodríguez, Lorenzetti, Castro (o Kevin Ramírez, incluso hasta Seba Fernández o Brian Ocampo) y Bergessio o Rivero. Saldría un defensor, por ejemplo, en este caso Guillermo Cotugno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)