BRASIL

La locura por Dani Alves en su presentación

El lateral brasileño, de 36 años y con 40 títulos en sus hombros, fue presentado este martes ante más de 40.000 personas. Sus ex-compañeros, Luis Suárez y Lionel Messi también fueron parte de la fiesta.

Presentación de Dani Alves ante 40.000 personas. Foto: Reuters.
Dani Alves recibió la camiseta a través de otra estrella brasileña, Kaká.Foto: Reuters.

La presentación fue "galáctica". Miles de personas dijeron presente en el Morumbí  y hubo también mensajes de apoyo, para engalanar la llegada del exjugador de Sevilla, Barcelona, Juventus y París Saint-Germain e ídolo incuestionable en Brasil.

En la ceremonia estuvieron presentes el uruguayo Diego Lugano y Raí Souza, actuales miembros de la directiva del club, así como otros grandes nombres que han marcado la historia del Sao Paulo como Hernanes, Kaká y Luis Fabiano.

A pesar de la distancia, sus ex-compañeros se han sumado a la fiesta mandando, a través de vídeos, saludos al lateral brasileño. Entre ellos el uruguayo Luis Suárez y el argentino Lionel Messi, ambos jugadores compartieron vestuario junto con Dani Alves en su etapa por el Barcelona.

"Solo quería decirles que el Sao Paulo no contrató un jugador. Sao Paulo contrató un aficionado como ustedes", dijo el futbolista que usará la camiseta número 10 a una hinchada en éxtasis.

"Muchas gracias por la recepción. Basta de hablar y vamos a trabajar. Juntos", apuntó.

La gran fiesta, que ya empezó el lunes, cuando puso un pie en el aeropuerto de Sao Paulo, tuvo como momento cumbre cuando el veterano defensa se quitó las botas y las medias para pisar el escudo de su nuevo equipo y lo besó de rodillas. Las gradas del Morumbí retumbaban de emoción.

Alves recibió la camisa 10 de Kaká, dio una vuelta de honor con el uniforme blanco, negro y rojo, e hizo así realidad un sueño para él y para una afición que no celebra un título internacional desde 2012, cuando Sao Paulo ganó la Copa Sudamericana.

Por el contrario, al lateral derecho le sobran y no para de sumar trofeos a su vitrina particular. El último que levantó fue el pasado julio, la Copa América de Brasil 2019, donde además fue nombrado el mejor futbolista del certamen.

Para entonces su contrato con el PSG se había terminado y ya era libre para negociar con cualquiera. Eligió, entre "muchas posibilidades", volver a su país natal, que abandonó en 2002 para firmar con el Sevilla y al que ha vuelto 17 años después de la mano del Sao Paulo, con el que estará vinculado hasta diciembre de 2022.

La maquinaria de marketing funciona ya a todo vapor en los alrededores del Morumbí. Las camisetas "pirata" de Alves se venden ya en todas las esquinas. El precio inicial es de 70 reales (17,5 dólares), pero regateando uno las podía comprar por 50 reales (12,5 dólares).

Ambos coinciden en destacar que su presencia dará un "apoyo inmenso" al vestuario por su "humildad" dentro del campo y su gran "capacidad técnica".

Alves rechazó la etiqueta de "salvador de la patria", pero prometió "sacrificio, esfuerzo, entrega" y su "espíritu de campeón" para devolver al Sao Paulo a lo más alto.

En esa empresa le ayudará el español Juanfran, exjugador del Atlético de Madrid y también fichado por el Sao Paulo en un movimiento más que sorprendente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)