CONMEBOL

“¿Ustedes están locos? ¿No tienen un referí amigo que les diera un mano?”

Un exneutral recordó lo que dijo Grondona después que Rocha saliera campeón.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Grondona

Después que tomaron estado público las escuchas de Julio Grondona referidas al tema de los arbitrajes, y con el refuerzo de algunos polémicos que hubo en la Copa América pasada, dirigentes de varios países del continente empezaron a rebobinar que en la Conmebol hubo un revulsivo al más alto nivel de sus autoridades, y ahora hasta se hablaba de reformas de procedimientos e incluso estatutarias, pero en la órbita en donde se manejan los nombramientos y el análisis de las actuaciones de los árbitros, todo seguía igual que antes, como si esa “región” de la estructura del organismo rector del fútbol sudamericano que desde hace muchos años está a cargo del paraguayo Carlos Alarcón fuera una “republiqueta” gobernada por intocables.

La comprobación le dio, entonces, paso al recelo, si no la desconfianza; porque, al fin y al cabo, los tejes y manejes arbitrales que salieron a luz con la difusión de las escuchas del expresidente de la AFA, eran transmitidos y ejecutados por alguien afín a “la vieja guardia” de autoridades que fue descabezada, y que hoy -supuestamente, desde que los cambios procesados sólo se registraron a nivel del Comité ejecutivo- permanecía en el mismo lugar de antes.

El proceso de “purificación”, pues, no era tanto, o el esperado; y en ese sentido, según trascendió en su momento, en Uruguay no faltó quien pensara que era necesario hacer un planteo en la Conmebol para que la renovación llegara a ese plano.

Sin embargo, por razones estratégicas, la idea luego quedó descartada, porque entre los propios actores que le esbozaron-sólo eso- la posibilidad a Juan Ángel Napout, uno le dijo a los otros dos que lo acompañaron en el encuentro con el presidente de la Conmebol: “Ya está, no sigan, déjenla ahí, ¿no ven cómo (Napout) lo defiende (a Alarcón) a capa y espada? Si no, es peor…porque se queda y, como lo quisieron sacar, después los mata”.

Sabido esto, a otro antiguo y experiente directivo que fue neutral y hoy sigue vinculado a la AUF, le vino a la mente lo que en 2007, cuando integraba el Consejo Ejecutivo, les dijo Grondona a él y a Figueredo: “¿Rocha campeón (Torneo Apertura 2005)? ¿Ustedes están locos? ¡Son unos pelotudos! ¿No tienen un referí amigo que les diera una mano?”
En suma, hay dirigentes en todo el continente que, al ver los cambios en la Conmebol, dudan si en algunas áreas se cumplirá la máxima que “don Julio” tenía grabada en su anillo: Todo pasa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados