MUNDIAL 2018

Local, pero con dudas

Rusia no convence y llega a su Mundial con siete partidos sin poder ganar.

Foto: Reuters
Foto: Reuters

No en vano el gran objetivo que se trazó la selección rusa en esta Copa del Mundo es la de avanzar hasta octavos de final. Parece una meta escasa para una selección europea y que es local, pero lo cierto es que su nivel y el momento que está atravesando perfectamente puede dejar satisfecho al pueblo ruso en caso de estar entre los 16 mejores del Mundial.

Esto lo afirmó el propio entrenador, Stanislav Cherchesov, que lidera esta selección desde 2016 y que la agarró en un momento complicado y donde debía darle otra cara, ya que iba a ser la anfitriona de la siguiente Copa del Mundo. El certamen se acerca, pero poco pudo cambiar el técnico ruso de ese rostro.

Prueba de ello es que Rusia acumula siete partidos sin poder ganar en los últimos siete amistosos que disputó entre fecha FIFA y preparación para la gran cita que se disputará en su casa.

Ese hecho es otro que seguramente genera más nervios y presión que apoyo para la selección rusa. Claro está que los estadios estarán repletos y que, al menos al inicio de la Copa, el pueblo ruso alentará sin dudar, pero donde el plantel de Cherchesov no mejore su juego rápidamente podrá recibir duras críticas como las que recibe a esta altura.

Está claro que, a priori, Rusia apunta gran parte de sus dardos al segundo partido donde enfrentará a Egipto, con quien se supone peleará por el segundo lugar en el grupo, siempre y cuando coseche las tres unidades en el debut ante Arabia Saudita.

En relación al planteo de Cherchesov, es muy interesante y apuesta a un 4-2-3-1 que defienda, pero que también ataque con varios jugadores. Lo cierto es que en ambos aspectos Rusia demostró no estar muy seguro. Por un lado mostró una defensa endeble, mientras que por otro lado, un ataque de buen pie pero al que le falta gol.

Smolov, su principal arma, es criticado porque los goles que hace con su equipo, Krasnodar, no los replica con la selección. Lo cierto es que tiene su chance de redimirse.

EL ENTRENADOR

Stanislav Cherchesov

El entrenador ruso se hizo cargo de una selección que tenía nada menos que un Mundial por delante, pero lo cierto es que le ha costado mucho encontrar el equipo ideal.

6

Grado de peligro.

Rusia es una selección que cuenta con muchos jugadores de buen pie, pero que no están pasando un buen momento. Zhirkov y Golovin son los artífices del peligro, mientras que Smolov es el arma de ataque del local.

7

Grado de debilidad.

Ese mal pasar que está teniendo Rusia es la principal debilidad que tiene la selección anfitriona. Más allá de disfrutar jugando con su público, seguramente será una presión extra que no le hará muy bien a un equipo que está flojo.

5

Grado de exigencia.

De todas maneras, hay que tener cuidado en algunos aspectos donde puede pegar la selección rusa. El “9”, Smolov, como todo delantero tiene el arco entre ceja y ceja, además de que es una selección con buen juego aéreo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º