ESPAÑA

Lleno de merengue: El Real Madrid es la víctima favorita de Luis Suárez

El "Pistolero" fue la diferencia entre un equipo blanco errático y un Barcelona eficaz. El uruguayo anotó su 11° gol en el clásico español.

Luis Suárez en el clásico Real Madrid vs. Barcelona
Foto: EFE

Iban 50 minutos del partido de ayer en el Santiago Bernabéu cuando Barcelona pateó por primera vez al arco de Keylor Navas. Fue Luis Suárez, quien en la primera que tuvo la metió contra el primer palo y festejó la ventaja en el global (2-1) tras el empate 1-1 en la semifinal de ida de la Copa del Rey.

Real Madrid dominó la mayor parte del juego, mostrando una de sus mejores caras en la temporada. Pero con un gran déficit: la definición. En los pies de Vinicius y Benzema más que nada, el equipo dirigido por el argentino Santiago Solari sumó 14 tiros, aunque solo cuatro de ellos al arco. Del otro lado, los culés sumaron solo dos tiros al arco en los 90’, por más que festejó tres goles.

La explicación está en que a los 69’, cuando Suárez estuvo a punto de meter su segundo gol en el segundo tiro al arco, fue Raphael Varane quien terminó marcando en su propia valla al tratar de impedir el remate blaugrana.

El “Pistolero” no pudo marcar su doblete por centímetros, los que llevó al zaguero francés a anticiparlo en el autogol. Pero Lucho tuvo su revancha apenas tres minutos después, cuando él mismo fue derribado en el área blanca por Casemiro y, ante la cesión de la pelota por parte de Lionel Messi, se encargó de ejecutar el penal. El goleador la picó y festejó el 3-0 del Barça en el Bernabéu, el 4-1 en el global.

Tres llegadas, dos tiros al arco y tres goles del Barcelona, que disfrutó tener un artillero del calibre de Suárez, mientras a la misma vez el Madrid sufría la ausencia de uno y extraña a Cristiano Ronaldo.

Los hinchas catalanes festejaron el tercero y también el gol 100 de su equipo en la temporada. El salteño marcó 19 dentro de ese centenario.

Además, es precisamente contra el Real cuando el uruguayo más se agranda. En los 13 clásicos españoles que ha disputado (con el Ajax lo enfrentó una vez pero sin marcar) anotó 11 goles, más que a ningún otro equipo con la camiseta blaugrana, contando desde el primero, el 22 de marzo de 2015 en su segundo clásico (había debutado en el club justo ante el Real, el 15 de octubre de 2014). Seis de ellos fueron en el Camp Nou y los cinco restantes de visita en la capital de España. Atrás quedaron los 10 que les hizo a Sevilla y Valencia. En otra liga y con otra casaca en el pecho, el “Pistolero” supo anotar grandes cantidades al mismo equipo: la máxima son los 12 al Norwich con Liverpool (en seis partidos), 11 al Willem II con Ajax y 10 al Roda, también con el equipo de Ámsterdam.

En solamente dos días Suárez podrá seguir sumando goles al Real Madrid, cuando -esta vez por LaLiga- se vean las caras el sábado (16:45) nuevamente en el Santiago Bernabéu.

Con la goleada de ayer, el Barça logró alcanzar su sexta final consecutiva por la Copa del Rey e intentará conseguir dentro de dos meses (viernes 24 de mayo, día que se dispute el partido por el título) su quinto trofeo consecutivo. Enfrente estará el ganador de la llave que disputan Valencia y Betis, que hoy jugarán el encuentro de vuelta en Mestalla luego del empate 2-2 en la ida.

Así, los dirigidos por Ernesto Valverde siguen en camino por los tres títulos de la temporada: final de copa, líder de liga y presente en los octavos de final de la Champions League (empató 0-0 en la ida ante Olympique de Lyon).

Y hay más: con sus dos tantos, Suárez llegó a los 171 anotados en el club catalán y sigue acercándose a la cuarta posición entre sus goleadores históricos. A 13 de distancia está José Samitier (184), goleador culé entre 1919 y 1933. Más adelante están Kubala con 194 (1950-1962), César Rodríguez con 232 (1938-1955) y, ya inalcanzable, Messi con 585 goles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)