PEÑAROL

Llegaron ofertas, pero el “Memo” se queda y sueña con la Copa

Diego López fue tentado de mercados suculentos, pero el entrenador apuesta a su continuidad en Peñarol.

Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

Apuesta. Así se podía definir la llegada de Diego López a Peñarol a mitad de año cuando Leonardo Ramos emigró al fútbol de Medio Oriente. La dirigencia sabía, más allá de que era un entrenador que no tenía experiencia en el fútbol uruguayo, que seguía de cerca a Peñarol y que las chances de que le fuera bien eran importantes.

Es cierto que comenzó con altibajos y con el golpe duro de la eliminación de la Copa Sudamericana. Se bancó momentos feos, pero nunca desistió y tuvo sus frutos porque terminó ganando el Torneo Clausura, la Tabla Anual y se coronó con el Campeonato Uruguayo.

Pero esos buenos rendimientos, también hicieron que varios equipos pusieran los ojos en él. Ofertas llegaron y en buen cantidad. Lo hicieron desde Catar, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita y una más concreta del América de México, pero el “Memo” las rechazó.

Claro está que en materia de dinero es muy difícil competir con esos mercados, pero Diego López tiene una ilusión y es la misma que tienen los dirigentes y los hinchas: una revancha en lo internacional.

Disputar la Copa Libertadores y más con un grupo tan parejo, genera que el entrenador se entusiasme con la continuidad y también motivarse con la posibilidad de ir por el tricampeonato uruguayo.

El hincha lo aceptó y los resultados lo acompañaron. También lo hizo el rendimiento de los jugadores y un plantel con experiencia que lo bancó siempre.

El “Memo” está ilusionado y está en casa. Los dirigentes lo quieren y él se quiere quedar. Motivos para seguir hay varios y López tiene todo para hacerlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)