EN BELVEDERE

¡Liverpool es finalista!

Con goles de Diego Guastavino y un doblete de Juan Ignacio Ramírez, el negriazul superó a Plaza Colonia por 3-0, se quedó con la serie B y clasificó a la final del torneo Intermedio.

La celebración de los jugadores de Liverpool tras el segundo gol de Ramírez. Foto: Gerardo Pérez.
La celebración de los jugadores de Liverpool tras el segundo gol de Ramírez. Foto: Gerardo Pérez.

Liverpool acababa de ganarle a Plaza Colonia por 3 a 0. Se había quedado con la serie B donde ganó seis de los siete partidos que disputó y había clasificado a la final de un torneo oficial. Algo que no conseguía desde el Torneo Apertura de 1995.

¿Cómo no iban a delirar los hinchas en la tribuna? ¿Cómo no iban a salir los jugadores y el técnico Pezzolano aplaudidos a más no poder? ¿Cómo no se iban a escuchar las bocinas por todo el barrio?

Es que Liverpool no sólo consiguió todo eso, lo hizo jugando un muy buen fútbol. Es cierto que el partido arrancó bastante trabado. Quizás por los nervios de ambos equipos. Porque Plaza realizó un buen Intermedio y también llegaba con ilusiones de clasificar a la final del torneo.

Pero todo cambió a los 20 minutos con el gol de Diego Guastavino, hasta ese momento el mejor jugador del equipo negriazul. Y el partido fue otro tras esa conquista conseguida de tiro libre. Ambos lo sintieron. Unos para bien y el otros para mal.

Minutos después Franco Acosta pudo haber empatado, la tuvo dos veces en el área y luego le quedó a Waller que intentó desde el piso.

Pero fue Liverpool el que amplió la ventaja. Juan Ignacio Ramírez aprovechó una buena jugada de Camilo Cándido desde la izquierda para anotar el segundo con un toque corto. Tanto Cándido como Rosso habían subido con criterio por sus respectivos laterales.

Liverpool se fue al descanso ganando por dos goles y parecía difícil que las cosas pudieran cambiar en el complemento. Por otra parte, el técnico de Plaza ya había tenido que quemar dos cambios por lesión.

Sin embargo, los colonienses salieron dispuestos a descontar la diferencia. Presionaron arriba e hicieron el gasto. Tanto que el técnico Rosa mandó a la cancha a Marcelo Tabárez para jugar con tres hombres en la ofensiva.

Pero Liverpool no se inquietó. Hernán Figueredo se unió a Guastavino en el manejo de la pelota. Y tras una hermosa jugada colectiva en la que ambos participaron, además de Bryan Olivera que había ingresado, llegó el tercer gol: otra vez el “Colo” Juan Ignacio Ramírez, que sigue bien arriba en la tabla de artilleros del Uruguayo.

Es más, lejos de conformarse Liverpool siguió buscando el cuarto gol en el partido. Se lo perdió Cándido, que se fue al ataque solo pero la pelota se le fue apenas por arriba del travesaño y luego Figueredo quien estrelló un balón en el palo.

¿Cómo no iban a delirar los hinchas en la tribuna?

pezzolano

El equipo juega como lo hacía su entrenador

“¡Papa, Papaaaaa!”, el grito bajaba de las tribunas cuando Paulo Pezzolano se iba rumbo al vestuario local de Belvedere. Es que el “Papa” ya era ídolo de los negriazules cuando calzaba los cortos y ahora aumenta el sentimiento de los hinchas como entrenador. “Estoy muy contento por el equipo, los jugadores, el club se merece esto”, dijo Pezzolano obviamente refiriéndose a la forma en que trabaja la institución de la Cuchilla, brindándole todo a los futbolistas. “Fuimos levantando a lo largo del torneo. Nos faltaba un jugador y el que entraba respondía. Eso habla muy bien del plantel”, agregó el técnico. “La final va a ser durísima, pero si seguimos jugando así podemos ganarla”, se ilusionó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)