COPA SUDAMERICANA

Liverpool le aguantó el partido a Bahía y clasificó a segunda fase

Defendiendo muy bien ante el conjunto brasileño, el negriazul empató e hizo pesar el 1-0 conseguido en la ida para seguir en carrera

Martín Rivas en el Liverpool vs. Bahía
Foto: Marcelo Bonjour

Después del partido contra Nacional (1-1), en el que no pudo estar porque estaba expulsado, el técnico de Liverpool Paulo Pezzolano dijo que no tenía vergüenza en decir que no le había gustado su equipo, que no era lo que él quería, pero que el partido lo había llevado a jugar de esa forma.

Es que Pezzolano es un entrenador joven, con una idea de juego muy clara, en el que prioriza la tenencia de pelota, el intentar salir jugando prolijo desde el fondo, con juego por la bandas e intensidad, pero contra los tricolores no pudo desarrollar su pensamiento, más allá de que los negriazules contaron con varias situaciones de gol en ese encuentro, en el que el empate terminó siendo justo.

Seguramente la forma en la que avanzó a la segunda fase de la Copa Sudamericana, eliminando a un conjunto brasileño como Bahía -con todo lo que eso implica y haciendo historia en Brasil donde su equipo había vencido 1-0-, no es la que más le gustó a Pezzolano, pero lo que vale es que Liverpool clasificó. Y lo que planificó el DT, el plantel lo llevó adelante de buena forma, consolidándose como un equipo pragmático. Al final y al cabo los hinchas, que fueron en gran número al Franzini, se fueron locos de la vida.

El técnico mandó a la cancha a Cáceres y González respecto al equipo del sábado y colocó una línea de cinco defensores, que sumado a Bajter y Acevedo -incluso por algún momento a alguno de los volantes por afuera, Fede Martínez y Guastavino- formaron un muro que fue casi que impasable para Bahía.

Por eso, el equipo brasileño insistió con los remates a distancia. Douglas, Gregore y Moisés fueron los protagonistas pero se encontraron con la seguridad de Bava, uno de los grandes responsables de la clasificación de Liverpool.

Es que si bien anoche no tuvo tanto trabajo como en Brasil, en todo momento se mostró seguro y más aún en el juego aéreo, con el que Bahía insistió en el segundo tiempo.

Pocas veces Liverpool pudo hilvanar una buena contra, porque siempre que alguno se escapaba, en particular Fede Martínez, quedaba muy solo y aislado, mientras el “Colo” Ramírez hizo el desgaste y fue sustituido a los 63 minutos.

El equipo de la “Cuchilla” tuvo una clarísima en los pies de Martínez cuando apenas iban 12 segundos del complemento, pero el mano a mano con Douglas se fue apenas afuera, más allá de que todo el Franzini pensó que había sido gol y se gritó como tal.

Liverpool retrocedió muchos metros en el campo, pero aguantó la arremetida y en los minutos finales encontró algo de aire. Bava, Makuka, Acevedo y Fede Martínez fueron los más regulares de la noche en la que se vivió una fiesta desde el Parque Rodó a Belvedere.

Los equipos de Salvador de Bahía le caen bien a los uruguayos

Los negriazules hicieron historia al clasificar a la segunda fase de la Copa Sudamericana dejando por el camino a Bahía de Brasil por ser el primer equipo uruguayo en la década en eliminar a un brasileño en este tipo de competencia.

Desde que se creó la Copa Sudamericana en 2002, uruguayos y brasileños se enfrentaron en diez oportunidades y solamente en dos de ellas los celestes lograron seguir adelante y sellar su boleto.

El River Plate dirigido por Juan Ramón Carrasco eliminó en 2009 a Vitoria (con goleada 4 a 1 incluida) y ayer el Liverpool de Paulo Pezzolano dejó afuera de la copa a Bahía.

Curiosamente, los dos equipos brasileños que eliminaron los uruguayos en la historia de la Sudamericana son de Salvador de Bahía.

Es la cuarta participación de Liverpool en la Sudamericana tras las actuaciones en 2009, 2012 y 2017.Fue el partido 12, donde el equipo uruguayo ganó cinco, empató tres y perdió cuatro.

Ahora del 21 al 30 de mayo jugará la segunda fase.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)