TORNEO INTERMEDIO

Liverpool y River Plate llenaron el Franzini y perdieron dinero

Para la final del Intermedio se vendieron más de 4.800 entradas, pero a cada club les llegó una factura por $ 90.286,5 para cubrir los gastos.

Sebastián Cáceres y Luis Urruti disputan la pelota en el duelo entre Liverpool y River Plate. Foto: Leonardo Mainé.
Sebastián Cáceres y Luis Urruti en el duelo entre Liverpool y River Plate. Foto: Leonardo Mainé.

Hay cosas que solo pasan en el fútbol uruguayo, como que la definición de un torneo oficial de la AUF se haya jugado a estadio prácticamente lleno entre dos equipos en desarrollo y ambos tuvieran un déficit cercano a los 2.400 dólares. Esto pasó en la final del Intermedio que disputaron Liverpool y River Plate, ganada por penales (2-2 luego de 120 minutos) por el negriazul.

Fueron 4.878 los boletos vendidos y se recaudaron $ 1.046.200 (unos 27.500 dólares), pero los gastos fueron muy superiores: $ 1.191.110, aproximadamente 31.345 dólares. Esto llevó a que cad auno de los clubes tuviera que pagar más de 90.000 pesos cada uno. ¿Cómo se explica?

el ganador

El negocio lo hizo Defensor Sporting

El gran negocio lo hizo Defensor Sporting sin jugar la final. El club violeta recibió 617.917 pesos por concepto del arrendamiento de cancha. Y este es uno de los cuestionamientos. ¿Por qué se tienen que hacer cargo Liverpool y River Plate de este gasto cuando es una definición de un torneo AUF? En este caso no tuvieron que arrendar un campo de juego porque ninguno de los dos tuviera el suyo en condiciones, sino porque era condición reglamentaria que la final fuera en cancha neutral.

Los gastos están desglosados en el informe y se destinaron $ 175.663 a los árbitros y $ 60.488 al personal de recaudación, aunque esto es algo que está dentro de lo normal porque se trata de la remuneración a personas que están dando un servicio. Dentro de este marco también se puede poner como lógico los $ 148.441 por servicios policiales.

a revisar

Los que vendieron las entradas sí ganaron

Lo que sí parece algo a revisar es el gasto por el sistema de venta de entradas. Por razones de seguridad se ha decidido no vender más localidades en los escenarios deportivos desde hace ya unos cuantos años, pero el costo nunca se ha conseguido ajustar.

Las tres empresas que las cuales se vendieron las entradas sí tuvieron ganancias, pero los clubes no. Y eso no parece lógico.

Abitab se llevó $ 46.809, Tickantel (a través de todas sus plataformas) $ 36.181 y RedTickets $ 8.579, mientras que cada club tuvo que pagar $ 90.000 por jugar. Esto no es culpa de las empresas que se dedican a vender los boletos, pero ningún negocio en el mundo puede ser rentable si quienes prestan los servicios ganan más dinero que la organización que los contrata.

En definitiva, a Liverpool el partido del título le costó $ 90.286,5, pero al menos logró una alegría deportiva. Mucho peor fue para River Plate, que se marchó con la frustración de haber perdido la final y un recibo por pagar por el mismo monto que el negriazul.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)