LIVERPOOL

Liverpool se reencontró consigo mismo frente a Peñarol

El negriazul consiguió frente a los aurinegros su primer triunfo en el torneo Clausura: "hubo un sólo equipo en la cancha", admitió Paulo Pezzolano.

Victoria
Victoria. Franco Romero celebra su gol con el brazo en alto. Foto: Gerardo Pérez.

"¡Soy del negro!!! Soy del negrooo!!”. El grito se apoderó de Belvedere cuando el árbitro Daniel Fedorczuk pitó el final del partido que ganó Liverpool por la mínima diferencia. Aunque en realidad debió hacerlo por mayor cantidad de goles y mucho antes de los 87’, momento en que el cabezazo de Franco Romero batió a Dawson.

Ayer Liverpool se reencontró consigo mismo. Con su fútbol. Con su dinámica. Con su intensidad. Con todas las virtudes que le permitieron ganar el Intermedio y levantar una copa que había esperado mucho tiempo. Demasiado.

Aunque seguramente en alguna de las tres primeras fechas del Clausura el equipo de Pezzolano mereció mejor suerte, aún no había conseguid ganar en el torneo. Y se reencontró con la victoria en su excelente cancha, donde se siente más cómodo y derrotando ni más ni menos que a un equipo grande. Era lo que necesitaba para recuperar la confianza.

La superioridad del equipo local fue tal, que llevó a que Paulo Pezzolano admitiera tras el juego que había habido un solo equipo en la cancha. El suyo.

Salvo algunos minutos alrededor de los 20’ de cada tiempo, en que Peñarol insinuó un repunte, Liverpool fue siempre más. Ya a los 3’ se salvó el auriengro. Y eso dio la pauta de lo que iba a ser el partido. Los negriazules fueron incontenibles, sobre todo por la derecha, con las constantes subidas de Jean Pierre Rosso. Con la seguridad, la marca y las buenas entregas de Nicolás Acevedo en la mitad de la cancha. Con los punzantes ataques de Federico Martínez. Con el buen manejo de pelota del “Tofi” Hernán Figueredo. Con un Diego Guastavino exuberante en su desgaste físico y poniendo toda su calidad al servicio del equipo, a pesar de que reaparecía tras la lesión que le hizo perderse la final del Intermedio. Y que pudo haber marcado de tiro libre en el primer tiempo, pero la pelota dio en el horizontal. Con un “Colo” Ramírez que se revolvió como gato entre la leña a pesar de que tres rivales intentaban contenerlo y que obligó, también en los primeros 45 minutos, a una gran atajada de Kevin Dawson.

“Fuimos un equipo que propuso todo el partido. Creo que hoy la victoria debió haber sido más amplia y debió darse antes”, dijo Pezzolano, cuyas palabras apenas podía escucharse por los gritos de la hinchada, que debía esperar para salir y que aprovechaba para alentar a los suyos tras el importante triunfo.

“Este es nuestro juego en Belvedere. Es el juego de Liverpool en todos lados, pero acá en Belvedere, con el buen piso, nos sale mucho mejor. Merecimos convertir mucho antes, ya en el primer tiempo, pero nos faltó claridad en la última zona que es lo más difícil. Al final, el gol llegó por una pelota quieta”, analizó el técnico a quien los cambios le resultaron porque en la jugada del gol participaron los tres futbolistas que habían ingresado. La falta fue a Mathías Acuña, la remató Bryan Olivera y el gol lo hizo Franco Romero. Los tres cambios de Pezzolano. “Fueron ellos, pero también pudieron haber sido los que salieron, porque Liverpool es un equipo”, aseguró Pezzolano, quien no ocultó su gran orgullo por haber impuesto su idea en un equipo que acostumbraba a meter más que jugar.

Saludo
Saludo. Paulo Pezzolano y Diego López al final. Foto: Gerardo Pérez. 

“Hoy los muchachos están convencidos que esta es la manera de jugar. Los rivales nos conocen, saben que jugamos así. Y por más que vienen a contrarrestar lo nuestro, les cuesta. Me deja contento el respeto que se ganó Liverpool jugando así. Hoy Liverpool es un equipo muy respetado dentro de la cancha por todos los equipos. Y todos juegan según lo que hace Liverpool. Y ese es el orgullo más grande para mí”, reconoció el “Papa”.

“Este triunfo nos viene muy bien en la confianza. Tenemos que aprovecharlo. Hay que pasar página. Pero sabemos que el camino es este”.

regreso

A concentrar a Lomas de Zamora

 Tras la victoria frente a Peñarol, el plantel de Liverpool regresó a Lomas de Zamora donde quedó concentrado. Es que en este momento lo más importante es la recuperación porque el jueves visitará a Defensor Sporting en el Franzini. El escenario donde se consagró campeón del Intermedio. “Nos trae buenos recuerdos recientes”, dijo Pezzolano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)