COPA SUDAMERICANA

Liverpool ganó con el corazón

El negriazul superó a Bahía e hizo historia en la Copa Sudamericana.

Foto: AFP
Foto: AFP

El puñado de hinchas negriazules que llegaron a Bahía no lo podían creer. Los jugadores se abrazaban emocionados dentro del campo de juego luego de que el árbitro indicara el final. Paulo Pezzolano los saludó uno a uno tras el encuentro. Y no era para menos: Liverpool ganó un partidazo en Brasil y además hizo historia.

El negriazul se convirtió en el primer equipo uruguayo en ganar en suelo norteño por la Copa Sudamericana. En el décimo intento llegó la vencida para los uruguayos, que acumulaban siete derrotas y dos empates cuando habían visitado a equipos brasileños por el segundo certamen continental de clubes más importante de América del Sur.

Lo que hizo bien el equipo de Pezzolano fue nunca sentirse inferior. No regalarle la pelota al Bahía y aprovechar una de las pocas chances que tuvo en el Arena Fonte Nova.

Si algo está claro es que los técnicos hacen las variantes para buscar cambios, y el “Papa” los encontró, porque dos de ellos fueron los que fabricaron el único tanto del partido, con el que Liverpool encaminó su clasificación a la próxima ronda.

Bryan Olivera, que hacía su debut con la camiseta negriazul, lanzó un balón largo pero bien dirigido a Juan Ignacio Ramírez. El “Colo” no dudó y de primera sacó un cabezazo que no pudo despejar el arquero. La pelota parecía que no entraba más, pero terminó cruzando la raya final para convertirse en el tanto del triunfo para los de Belvedere.

Pese a eso, la gran figura de la noche fue Jorge Bava, porque como era de esperarse el equipo local salió en busca de su gol y aunque no siempre lo hizo de manera prolija, complicó en varias ocasiones a la defensa negriazul. Y entonces fue fundamental la gran actuación de su golero.

Fueron 21 remates del Bahía, lo que indica la superioridad en este ítem, pero también la buena tarea de un experiente Bava que supo mantener su valla invicta sacando pelotas muy complicadas.

Esto también explica la efectividad de Liverpool, que solo remató tres veces, pero una fue gol y terminó festejando de visita en una cancha que se vio en buenas condiciones, pero con unas dimensiones bastante más grandes de las que se observan el fútbol uruguayo.

Hizo historia por donde se lo mire. Liverpool ganó en Brasil y aunque el rival no es de los equipos con más fuste en el país vecino, a los norteños siempre es difícil superarlos. Eso sí, el equipo de Pezzolano deberá reafirmar lo hecho en Salvador de Bahía dentro de dos semanas, cuando se enfrenten en Montevideo. Por el momento, el negriazul está arriba tras ganar un partido con el corazón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)