FÚTBOL

Los 4 de Liverpool: Artigas en la grifa

Bueno contó cómo le enseñó a cabecear a Griezmann y con Saralegui, Paz y Bizera comparte el sueño negriazul.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bizera, Saralegui, Bueno y Paz, artiguenses y exaurinegros. Foto: F. Flores

Son las 9 de la mañana en el Complejo de Lomas de Zamora y al sol apenas le ha dado tiempo a aplacar el frío de la madrugada. El plantel de Liverpool está a punto de iniciar la sesión matutina del entrenamiento, que es de doble horario, cuando Ovación solicita a los cuatro artiguenses que hoy tiene el plantel que se junten para poder tomar la foto que acompaña este reportaje.

Son Mario Saralegui, Ruben Paz, Carlos Bueno y Joe Emerson Bizera, entrenador, asistente, delantero y zaguero son la cabeza visible del nuevo proyecto que está preparando el conjunto negriazul de cara al inminente Campeonato Uruguayo Especial.

Los cuatro comparten origen, como naturales de Artigas, y pasado aurinegro. ¿Qué ha pesado más para que hoy estén juntos? La respuesta la pone Paz: "el pasado.... lo mejor es el presente", tira entre las risas del resto.

Ese gesto resume a la perfección la ilusión con la que Liverpool encara la nueva temporada, una vez que los agobios de las últimas fechas del Clausura quedaron atrás.

Obvio que, como en cualquier equipo de pretemporada, los sueños son con salir campeones, pero... "tampoco podemos vender humo. Tenemos que ser realistas y dependemos muchísimo de poder conformar un equipo. Si bien tenemos una base, no podemos creer que porque traigamos tres jugadores vamos a salir campeones. Tenemos que tener mucha humildad, pero no en el sentido de falsa humildad, sino ver la realidad. Saber tus fortalezas, tus debilidades y evaluar muy bien cada circunstancia", dice Saralegui con seguridad.

El entrenador no es nuevo en esto y sabe cuáles son las ilusiones de los hinchas, y para explicar todo se vale de la fábula del discípulo que le dice al monje: "quiero conocer la sabiduría". Y este le responde: ¿Tienes prisa? ¿Te comiste tu arroz? Pues ahora lava tu plato,tranquilo, con la naturalidad con la que crece la hierba... "Lógicamente que uno se pone en lugar del hincha: sabemos que tenemos responsabilidades. Si uno piensa en Nacional…que tienen 40 o 50 campeonatos…y Liverpool tiene 100 años de historia y no tiene ninguno. Quizás los obligados a ganar uno somos nosotros...", reflexiona el DT, a lo cual Paz añade: "El club confió en nosotros y la ilusión es esa. Buscar la identidad y que el club pueda tener un plantel que se identifique no sólo con los colores sino con la historia del club".

Tanto Bizera como Bueno tienen bien clara su condición de referentes de este grupo y la responsabilidad que eso conlleva. El momento que nos toca vivir hoy, después de tener la oportunidad de jugar en muchos equipos y lo que uno arrastra, hace que hoy tengamos que poner esa experiencia en el vestuario y en los partidos, sobre todo por ahí cuando las cosas no puedan salir. Somos amigos con el entrenador y eso hace que la obligación sea doble. Cada uno en lo nuestro: lo mío es hacer goles. Él (por Joe) es un gran defensor, con una experiencia muy valorable en el fútbol… esperemos que el granito de arena que podamos aportar aquí sea muy positivo", explica Bueno.

Más hierro que pelota para ponerse a tono físicamente. Foto: F. Flores
Más hierro que pelota para ponerse a tono físicamente. Foto: F. Flores

Y el zaguero insiste: "Uno se acuerda cuando debutó en Primera y tuvo el apoyo de los referentes y hoy uno, que ya tiene casi 20 años de profesional, tiene que respaldar a los jóvenes dar consejo cuando te lo piden, no sólo en la cancha sino en lo humano también. Me gusta que el peso caiga sobre mí y así liberar a los más jóvenes de la presión".

El pasado mes de enero, Martín Lasarte reveló en estas páginas que fue Bueno el que ayudó a Antoine Griezmann en sus primeros pasos como futbolista, tanto que veía en el francés gestos del uruguayo, como la forma de cabecear.

"Charly" explica el motivo: "Por mi altura siempre sorprendió mi capacidad de saltar y es algo que trabajé mucho. Hacía muchas abdominales, ya que eso te ayuda un montón, sobre todo para aguantar ahí arriba. Con Griezmann siempre nos quedábamos y entrenábamos mucho eso. Nos quedábamos después de las prácticas y nos tirábamos centros, o le pedíamos a algún chico que lo hiciera". ¿Si imaginó que hoy sería el 9 de Francia? "Nos sorprendió a todos. Él siempre tuvo esa curiosidad de querer mejorar: siempre esuchando, muy humilde, con una familia trabajadora y también humilde. El otro día hablé con él y le preguntaba por sus padres, porque también soy amigo de su papá. Y me decía que está refeliz, también por su hermana, que entró a trabajar en el Atlético. A mí me pone refeliz verlo así, porque hablo con él y sigue siendo el niño que era antes, aunque futbolísticamente ha madurado mucho..."

Para Saralegui es como la moneda de dos caras

Liverpool inició una pretemporada en la que no saldrá de Montevideo pero que estará llena de exigencia. De aquí a que arranque la competencia oficial, al plantel negriazul le esperan unas 15 jornadas de entrenamiento a doble horario (como ayer) y 6 amistosos, de los cuales 4 están confirmados.

Todo con el fin de arrancar al mejor nivel posible y no volver a sufrir los apuros del último Clausura. Saralegui sabe que el hecho de que sólo falten 15 partidos para conocer al próximo Campeón Uruguayo es un arma de doble filo. "Un campeonato corto es como una moneda: tiene dos caras. Es como un Mundial. No hay revancha… ni tablas acumuladas ni puntaje anual. Se están armando hasta los dientes todos los rivales. Lo que sí prometemos es un equipo competitivo, porque sí estamos haciendo el trabajo tratando de no dejar ningún detalle y tratando de tener el menor margen de error posible", asegura un DT que en principio tendría la base del equipo aunque un arquero y un volante terminaría de cerrarlo.

Este último podría ser Gustavo Aprile, que dejó buen recuerdo en la temporada pasada, pero terminó su contrato y aún se está por confirmar su regreso. Lo que sí se anunció ayer fue la continuidad de Martín Díaz, que se sumó al grupo en Lomas de Zamora.

Allí sigue Júnior Arias: en Liverpool son conscientes de que si Nacional hace una propuesta firme por él, como se ha manejado, será muy difícil retenerlo; pero, si se queda, el plantel estará encantado de mantener a su goleador y capitán. Un negriazul que cuenta, además de cierta veteranía, con una juventud prometedora con cinco futbolistas importantes de la selección sub-20: Nicolás de la Cruz, Juan Ignacio Ramírez, Nicolás Cáceres, Pablo García y Santiago Viera.

"Ya es pasado, sé cómo se maneja el presidente"

Joe Bizera aún no firmó su nuevo contrato con Liverpool, aunque entrena como uno más y, salvo la mera formalidad de la firma, es jugador negriazul.

El veterano zaguero, que volvió a la actividad con Villa Teresa en el último Clausura, contó cómo se produjo su salida del club del cual es hincha: Peñarol.

Sin rencores y ya como cualquier aficionado aurinegro más, lamenta que su salida se jugase en una cancha en la que no defiende tan bien como en la de césped: el terreno político, pues él asegura que tanto Bengoechea como "Polilla" contaban con sus servicios pero se encontró con que le bajaron el pulgar desde la dirigencia. "En Peñarol tuve que recuperarme… y cuando lo hice, si te firmo contrato o no…y esperando... pasaban días, semanas y meses hasta que la última charla la tuve con Juan Ahuntchain, cuando asumió el "Polilla", y me dijo que era por cosas políticas y no deportivas. Y ahí dije: "ta, cuando lo político está por delante de lo deportivo… Ahí fue cuando cerré la puerta del todo. La gente de Villa Teresa me las abrió. Ya me habían contactado en el Apertura pero estaba esperando a Peñarol. Pasó casi un año pero no es que estuviera tomando mate en mi casa: al mes y medio de la cirugía estaba ya corriendo y recuperándome. Hice todo…pero cuando pesa más el tema político… A esa cancha no puedo llegar. Bengoechea me dijo "yo te pedí". Con el "Polilla" y con Darío Rodríguez tuve charlas también. Jugué y gané partidos muy importantes y los disfruté, pero llega un momento que hay que cerrar la puerta. Ya es pasado: sé cómo se maneja el presidente y ahora a Peñarol lo sigo como hincha", explica sereno y pausado.

A sus 36 años y tan ilusionado como agradecido por la chance que le da hoy Liverpool, Bizera prepara una nueva temporada con la ilusión totalmente renovada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)