SELECCIÓN SUB 20

"Lito" y la conquista de Chile

Héctor Silva fue parte del Uruguay que logró el segundo título en 1958.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Silva. “Lito” recordó el título de 1958 y está de acuerdo con que no venga “Josema”.

Hace casi 57 años, una delegación uruguaya compuesta por 19 futbolistas cruzaba Los Andes para ir a Chile y defender el título de campeón sudamericano juvenil alcanzado cuatro años antes por la Celeste.

Entre ellos se encontraba un chiquilín de 18 años recién cumplidos que jugaba en Danubio.

"Es muy importante para un jugador primero que nada llegar a la selección a cualquier nivel, incluso cuando uno es citado a la sub 15. En ese momento la categoría juvenil era sub 18 y yo era uno de los dos o tres que habíamos jugado en Primera", recuerda Héctor "Lito" Silva, quien a los 74 años (1° de febrero de 1940) sigue con un estado físico envidiable. "Juego al tenis en el Náutico y cada tanto me mando un partido de fútbol, aunque no tengo zapatos. Pido prestado alguno cuando me invitan", dice.

Campeonísimo con Peñarol, incluso de América y del Mundo, "Lito" es hoy todavía símbolo de aquel Sudamericano juvenil de 1958 en el que ese grupo de botijas consiguió el objetivo de defender el título y poner en el tablero continental un 2-0 de Uruguay sobre el resto de América.

Solo seis selecciones jugaron ese Sudamericano juvenil. En régimen de todos contra todos, Uruguay fue el que sumó más puntos (7) y el único invicto del certamen. "Hicimos un muy buen campeonato en Chile. Tuvimos la suerte de que el primer partido lo jugamos contra Perú, que era un cuadrazo, con jugadores rápidos y muy buenos, pero sacamos la ventaja de que ellos sintieron los nervios del debut y les ganamos 4 a 2. Mirá cómo habrá sido que después Perú no perdió más. Le empató 5-5 a Argentina, le ganó 3-2 a Chile, 2-1 a Brasil y le empató 1-1 a Venezuela".

Luego de empatar con Brasil y Argentina (2-2 en ambos casos) y vencer a Chile 3-1, llegó el partido por el título ante Venezuela "que era el peor de todos". Pero no fue del todo bien. "Empatamos 2-2 un partido que íbamos ganando 2-1 y estuvimos a punto de hacer el tercero varias veces, pero al final uno de ellos quedó solo, con el arco libre, pateó, la pelota picó afuera y el juez, que estaba muy lejos, cobró gol. Se armó un lío bárbaro".

Pierde la mirada, se toca la barbilla y dice: "Nos fuimos al hotel con una amargura bárbara, porque si ganábamos nos aseguramos el título, pero no contábamos con que Chile, que jugaba a segunda hora, le empatara a Brasil (2-2). Eso nos dio el campeonato a nosotros, pero no pudimos dar la vuelta. Salimos campeones en el hotel y no pudimos ni festejar".

La Celeste no contará con José María Giménez, pese a tener edad para jugar el Sudamericano, pero eso a "Lito" no le preocupa. Es más, cree que es lo mejor. "Está bien que Giménez no venga. No convenía, porque él tenía mucho para perder. Es mejor que siga en Atlético de Madrid, porque fijate que si venía para el Sudamericano el gol al Real Madrid no lo hacía y quizá cuando volviera a España perdía el puesto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º