FIGURA

15 años de Messi en la Selección Argentina: lo que dijo el árbitro que lo expulsó en su debut

Un árbitro que fue elegido siete veces el mejor de Alemania y tres veces el mejor del mundo fue el encargado de aguarle el estreno en la Selección Argentina a un joven Lionel Messi hace 15 años.

Lionel Messi en su debut con la Selección Argentina
Lionel Messi en su debut con la Selección Argentina. Foto: Archivo La Nación.

Una Torre de Babel de insultos y cuestionamientos. Los reproches se encimaban en inglés, italiano, francés y español, claro. Inconfundible español. Un enjambre de futbolistas argentinos sobre ese árbitro alemán, un tal Markus Merk, que acababa de expulsar al elegido. El pibe dejaba la cancha, incrédulo, jugueteando nerviosamente con el cordón del pantalón. Lionel Messi sentía que había arruinado su debut en la selección. Se iba rumbo al vestuario a ahogarse en lágrimas. 

El amistoso contra Hungría en una plomiza Budapest tardaba en reanudarse porque Gabriel Heinze, Lucas Bernardi, Lionel Scaloni, Roberto Ayala y el capitán Sorín mantenían al árbitro acorralado. No le perdonaban que no hubiese leído el escenario: un manotazo cualquiera y un castigo extraordinario. Roja.

Messi, que todavía no era titular en Barcelona, venía de jugar 24 minutos en un partido por la Champions League ante Werder Bremen. En la selección, había ganado el Mundial juvenil de Holanda y todos los ojos se posaban sobre él. Sin embargo, el estadio Feren Puskas estaba a menos del 50% de su capacidad.

José Pekerman había esperado 66 minutos para ponerlo, y un pestañeo más tarde ya no estaba. Entró por Lisandro López a los 18 minutos del segundo tiempo. Tiró una pared con D'Alessandro y en la jugada siguiente metió su primera gambeta. Pasó en velocidad al defensor Vilmos Vanczák, que jugaba en Újpest y luego tuvo una larga carrera en el fútbol suizo. El húngaro lo tomó de la camiseta, Messi lo sacó con un movimiento del brazo y el resto es la historia conocida.

Hoy, justo cuando el mundo Messi se zarandea alrededor de Barcelona, se cumplen 15 años. Messi apenas estuvo en la cancha 1 minuto y 32 segundos. Tocó tres pelotas. Tras la tercera, afuera. Tan fugaz, y sin embargo se hablará de eso toda la vida. Pero faltaba una voz. El árbitro.

MERK

El juez de la polémica

Markus Merk
Markus Merk, el árbitro que expulsó a Messi en su debut. Foto: Twitter @Sky_MMerk.

Finalmente, sus respuestas llegaron, desde Otterbach, una pequeña localidad a diez minutos de Kaiserslautern, donde vive con su familia. Merk no reniega de lo evidente y acepta el error. "Mirando hacia atrás la situación, lo habría dejado en amarilla. Desde otra perspectiva, la jugada de Lionel Messi fue menos intensa que desde mi punto de vista, tan cerca, en ese momento. Curiosamente, cuando se introdujo el VAR, les propuse a mis colegas discutir aquella situación como un ejemplo. Y la mayoría dijo que no habría pedido una revisión. Si lo hubiera hecho, habría cambiado de opinión. Las expulsiones deben ser claras, no solo "justificables", confiesa.

Merk tiene 58 años, se retiró en marzo de 2008. Fue juez internacional entre 1992 y 2007. Nadie puede discutir que se trató de un buen árbitro. Un muy buen árbitro. Siete veces lo eligieron como el mejor de Alemania, y otras tres, 2004, 2005 y 2007, el mejor del mundo. Sí, cuando lo expulsó a Messi, era el amo de su profesión. Únicamente el italiano Pierluigi Collina, con seis distinciones, y el húngaro Sandor Puhl, con cuatro, acapararon el premio más veces que Merk.

"Tenía claro que en el campo de juego había un gran talento, que llevaba por primera vez la camiseta nacional. Pero ahí, de pie, en la mitad de la cancha, eso no debería importarle a ningún árbitro".

Markus MerkExárbitro de fútbol

Algunas temporadas después, Merk dejaría de ser juez internacional. No habría muchas ocasiones para volver a encontrarse, sin embargo..., rápidamente ocurrió. Sería la única. El 22 de febrero de 2006, una consagratoria actuación de Messi en Stanford Bridge obligó a que el planeta posara sus ojos en él. Crecía su magnetismo. Barcelona ganaba 2-1 y José Mourinho, técnico de Chelsea, estallaba, acusaba a Messi de simulador.

Para la revancha, dos semanas después en el Camp Nou, el árbitro sería Markus Merk. Messi y el alemán volvieron a verse medio año después de la tarjeta roja..., y paradójicamente no se cruzarían nunca más en una cancha. Pero incluso aquella vez, el encuentro resultó muy breve: a los 22 minutos, Messi salió lesionado. Se fue llorando del campo..., como en Budapest. Un problema en los isquiotibiales de la pierna derecha que le siguió molestando, incluso, durante el Mundial de ese año. Su primer Mundial. Paradojas del destino: con Merk en la cancha, Messi no terminó ningún partido.

"No vuelvo nunca más acá, la cagué".

Lionel Messi en su debut con la Selección Argentina
Lionel MessiTras ser expulsado en su debuto con la Selección Argentina

Volvamos a Budapest, al 17 de agosto de 2005. Los furiosos futbolistas argentinos no dejaron de refregarle el error a Merk durante el partido que la selección ganó 2 a 1 en el estadio Ferenc Puskás. Y al que también aguijonearon fue al zaguero húngaro Vilmos Vanczák. Todo el tiempo le cuestionaron su actitud a ese hombre que se retiró en 2018 y hoy es ayudante de campo en el Puskás Akadémia FC. Al final del juego, también continuaron los reproches. Incluso, el siempre medido y respetuoso José Pekerman esperó al borde del campo a Merk y lo acompañó algunos metros rumbo al vestuario, señalándole su falta de sensibilidad para comprender el simbolismo de ese partido para Messi. Al rosarino no había cómo consolarlo. Lloraba como un nene y apenas balbuceaba "no vuelvo nunca más acá, la cagué". Quince años después, suma 138 presencias y 70 goles en la selección.

TRAYECTORIA

Un árbitro de grandes competiciones

Cuando debutó con 26 años en la Bundesliga, Merk se convirtió en el arbitró más joven en la historia de esta competencia. Ese récord sigue siendo suyo. Estuvo en los Juegos Olímpicos de Barcelona '92. Dirigió la final de la Champions League 2003, cuando el Milan de Carlo Ancelotti le ganó por penales a la Juventus de Marcello Lippi. Sin argentinos sobre el campo de Old Trafford. Y también condujo el partido decisivo de la Eurocopa 2004, cuando en Lisboa, Grecia sorprendió a Portugal y se llevó el título. No cabe dudas de qué, por entonces, era indiscutido. Por supuesto, fue mundialista: dirigió 5 encuentros entre Corea-Japón 2002 y Alemania 2006, pero nunca alcanzó instancias trascendentes.

"Supongo que en Argentina se ocuparían de recordármelo todo el tiempo, pero en Alemania nadie se acuerda de eso y ciertamente no es un hito en mi larga carrera. Creo que no me han preguntado ni diez veces sobre aquella expulsión. Mi objetivo siempre ha sido mantener en el campo de juego a los 22 jugadores. No me gusta que me recuerden las expulsiones, ni que me recuerden por ellas. Y todavía menos por la de Lionel Messi. (...) Pero lamentablemente la vida es como es, y lo que perdura es lo polémico, lo controvertido. Y eso no sólo ocurre con el fútbol y con los árbitros."

Markus MerkExárbitro de fútbol
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados