Desde el Arco - JOSÉ MASTANDREA

Los líderes tienen que dar la cara

Bengoechea no tiene pelos en la lengua: es frontal, dice lo que piensa, y es elogiable en un hombre que está expuesto en los medios los 365 días del año, durante las 24 horas.

El domingo, fue de los pocos que dio la cara y tampoco tuvo filtro. Dijo que sentía sin mirar para los costados: "en lo personal, siento vergüenza", y analizó, fiel a su estilo, la dura derrota que Peñarol había sufrido ante River.

Después, las voces del vestuario se apagaron y sólo se escuchó hablar a dos juveniles: Nandez y Guruceaga. No está bien. No parece saludable que un plantel plagado de líderes y de futbolistas con trayectoria y experiencia, salgan a dar la cara los más jóvenes.

Es parte del rol que tienen que cumplir los veteranos. Acá y en todos lados. Son los que tienen que ponerle el pecho a las balas, y más en un momento tan delicado como el del domingo, después que el equipo sucumbió y cayó por goleada.

Forlán, Zalayeta, Aguiar, Valdez, y hasta el propio "Vasquito" Aguirregaray, debieron salir antes que los juveniles.

Hay momentos en donde los referentes tienen que aparecer y dar la cara. El después del 4 a 0, era uno de esos momentos en donde los líderes tienen que tomar la posta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)