NACIONAL

La ley seca: Gonzalo Bergessio lleva 656 minutos sin convertir un gol para Nacional

Después del gol que le anotó a River Plate el pasado 12 de noviembre para abrir el marcador a los 52 minutos de juego, al goleador tricolor del Siglo XXI se le cerró el arco.

Gonzalo Bergessio
Gonzalo Bergessio volvió a sufrir la falta de habilitación. Foto: Fernando Ponzetto

El arco se cerró. No de manera definitiva, obviamente, pero sí con una singular racha de tiempo que genera sorpresa porque Gonzalo Bergessio, el goleador del Siglo XXI que tiene Nacional, había acostumbrado al hincha tricolor a romper las redes con gran efectividad. Sus números anteriores destrozan por completo este momento actual, donde ya acumula 656 minutos sin posibilidades de provocar el mayor grito de felicidad.

Para un jugador que tiene 60 goles en 122 partidos y con 9.241 minutos disputados, lo que le da de promedio un gol cada 154 minutos de juego, es demasiado grande esta sequía de ocho partidos consecutivos sin lograr convertir un tanto.

La racha negativa comenzó tras el gol que le anotó a River Plate para abrir el partido el 12 de noviembre de 2020. Ese tanto llegó a los 52 minutos de juego. Y, desde entonces, lo único que consiguió "Lavandina" es chocar contra un cartel de "prohibido convertir".

Gonzalo Bergessio celebra uno de sus goles en el River-Nacional. Foto: Gerardo Pérez.
Gonzalo Bergessio celebra uno de sus goles en el River-Nacional. Foto: Archivo El País.

Después de ese gol, Bergessio jugó 18 minutos más ante River, porque fue sustituido por Thiago Vecino a los 70 de juego, estuvo en cancha 64 minutos ante Danubio, jugó 66' en el partido de ida ante Independiente del Valle, no fue convocado para el cotejo contra Boston River y volvió para disputar el partido completo en la revancha de la Copa frente al equipo ecuatoriano.

Luego vinieron: 90' contra River en la cancha de Independiente por la Copa, 64' frente a Peñarol, 54' en la revancha ante el Millonario, 120 más en la final ante Montevideo Wanderers y los 90' contra Rentistas.

Lo curioso es que la temporada 2020 prometía ser la de mejor promedio del delantero cordobés, porque los 17 tantos que lleva anotados lo ponían en condición muy favorable para superar los 20 que hizo en 2018 y los 23 de 2019. Justamente, ese año tuvo de registro un gol cada 127 minutos de juego.

Está claro que la efectividad de Bergessio puede volver a un nivel superior en la medida de que las oportunidades de gol se le presenten de forma más favorable. Por ejemplo, el repaso de lo sucedido en los últimos dos encuentros disputados, donde acumuló 210 minutos de juego, muestra que al argentino no se le presentaron muchas chances.

Ante Wanderers tuvo un cabezazo que Ignacio De Arruabarrena le sacó del ángulo y un disparo de zurda que salió muy cerca del caño izquierdo del arquero bohemio. Después tuvo un cabezazo desviado cuando saltó custodiado por dos defensas de Wanderers.

Frente a Rentistas, en tanto, Bergessio se perdió un gol increíble en la puerta del área chica con un centro que pifió de manera poco creíble. Después dispuso de un remate de derecha cruzado que se fue muy desviado y otra chance en la que se entreveró con Alfonso Trezza para rematar. Nada más.

Ese aspecto es de enorme relevancia si se espera que el capitán tricolor de los 60 goles en 122 partidos termina con esta "ley seca" que se le impuso a su campaña con Nacional.​

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados