PEÑAROL

Se levantó de la siesta

Bengoechea hizo cambios, incluso estratégicos, y Peñarol estuvo más activo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ataque. Pacheco procura rematar ante la marca de Gabrieli y el cierre de Ferro; Peñarol mejoró algo frente a Fénix.

Peñarol cambió. No mucho, pero... algo cambió. Es que los dos tiempos de 40’ cada uno que los aurinegros jugaron ayer a modo de preparación en Los Aromos frente a Fénix, luego de la primera etapa parecía ir por el camino de tránsito lento que había tenido el miércoles pasado el fútbol interno que hicieron los titulares contra los suplentes.

Es más, al culminar la primera etapa, la única acción ofensiva más o menos eficaz del ataque aurinegro había sido un remate de Facundo Rodríguez que fue contenido por Mejía. Sólo eso.

En el complemento, el trámite en general tuvo un poco más de ritmo, y Peñarol se acopló a ese mayor movimiento, pero sin que su pretensión atacante lograra tener contundencia. Hasta que apareció Bengoechea. ¿Entró a jugar? No, siguiendo como técnico.

Ocurre que el riverense consideró que algo había que hacer. O intentar. Entonces, puso a Gonzalo Viera y Luis Aguiar, por Rodales y Facundo Rodríguez respectivamente.

Un minuto antes, con un gol de rebote que Pacheco metió después que Mejía contuviera a medias un remate de Urretaviscaya, los aurinegros se habían puesto en ganancia casi de la misma forma que entró la pelota al arco de Fénix: por inercia.

Sin embargo, aún cuando el funcionamiento del equipo no mostró un gran repunte, con Viera, Bizera y Mac Eachen jugando en línea de tres cuando Peñarol iba hacia la mediacancha de Fénix, aunque el primero se metía como lateral derecho cuando el rivl intentaba una respuesta, y con Aguiar jugando de "doble 5" al costado de Sandoval, que se ve que será titular ante Cerro, Peñarol tocó como quiere el riverense y no sólo llegó un poco más, sino que fabricó alguna jugada como la que, ya al final, gestó la llegada Diogo Silvestre por la izquierda, con pase bajo al medio, y toque frontal de Aguiar para poner el 2 a 0.

Peñarol, pues, cambió. No mucho, pero... algo cambió; y no sólo porque Sandoval volvió a ser titular y en el transcurso del partido Aguiar entró de nuevo por Facundo Rodríguez, pasando el "Japo" de volante externo por izquierda. También ingresó Viera por Rodales y, por pasajes, jugó en línea de tres, como por algo lo hizo luego con los suplentes. En fin, algo había que hacer: y Bengoechea no se quedó quieto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)