EN EL CAMPEÓN DEL SIGLO

Levanta vuelo

Peñarol sigue en ascenso, le ganó a Wanderers y llegó a la punta provisionalmente.

Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez.

Trabajar para seguir mejorando. Esa fue la fórmula que Diego López pronunció luego del empate a 1 que cosechó Peñarol en el debut ante Racing. Aquella primera presentación en el Clausura dejó muchas preocupaciones, que se comenzaron a disipar la semana pasada con el triunfo 1-0 sobre River Plate y que ya fueron bastante menos con el 3-0 de ayer sobre Wanderers.

El aurinegro no fue una máquina futbolística ante el bohemio y de hecho, gran parte de su victoria se explica en la seguridad que una vez más mostró bajo los palos Kevin Dawson, pero sí fue más que Wanderers, se llevó en forma merecida la victoria y lo más importante es que su rendimiento sigue en curva ascendente.

Quizás lo más trascendente es que esa mejoría no solo es palpable, sino que además la consigue mantener cada vez durante más minutos.

Hay mayor circulación de la pelota, una mejor utilización del ancho de cancha, más precisión en velocidad y obviamente contundencia. También es verdad que quizás el resultado fue más abultado de lo que mereció, porque Wanderers estuvo en partido hasta el 2-0, pero eso también es mérito de Peñarol, que completó un buen partido defensivo, mantuvo el cero en su arco y a partir de allí ganó en confianza como para ir a buscar más de lo que ya tenía.

Las bandas. La diferencia del partido Peñarol la hizo por los costados, donde mostró sus dos principales figuras: Fabián Estoyanoff por derecha y Rodrigo Rojo por izquierda. El aurinegro ejerció una muy buena presión en la mitad del terreno, comenzando por el “Cebolla” Rodríguez, quien jugó como segunda punta detrás de Lucas Viatri ante la ausencia de Maximiliano Rodríguez, lo que permitió el retorno de Gonzalo Freitas (de flojo partido) al doble cinco junto a Guzmán Pereira.

Sin embargo, el 1-0 llegó por un error propio de Wanderers, porque Damián Macaluso se resbaló cuando fue a pasar una pelota y allí las dos figuras que tuvo Peñarol se asociaron para anotar. Rojo robó la pelota, se fue expreso al arco, eludió al arquero Ignacio De Arruabarrena (la figura bohemia) y remató al arco, pero el balón dio en el travesaño y le quedó servido al “Lolo” Estoyanoff para que, de cabeza, abriera el marcador.

El tanto modificó las urgencias de Peñarol, que ya no necesitó ser tan vertical sino que consiguió la tranquilidad como para manejar más la pelota y mejor el partido, frente a un Wanderers que tuvo como gran mérito no refugiarse atrás, sino tratar de jugar bien al fútbol, darle circulación a la pelota y lastimar al rival, pero que careció de potencia ofensiva.

En deuda. Es cierto que le falta contundencia, pero si uno repasa los nombres que tiene el elenco bohemio en su plantel, se da cuenta que está capacitado para dar bastante más de lo que dio en este partido. “Nacho” González fue muy intermitente y poco profundo con sus envíos, Diego Riolfo jugó demasiado lejos del arco, Rodrigo Pastorini fue muy tibio a la hora de encarar y Manuel Castro estuvo muy solo en su afán de romper con la defensa rival, por lo que cada vez que encaró se sacó a uno o a dos de arriba, pero no pudo llegar más lejos. Quedó la duda del cambio final de Espinel, que puso al “Chapa” Blanco con el partido aún 1-0, cuando podría haber mandado a Santiago Bellini al área para mandarle centros a ver si podía generar algún cabezazo o una pelota sucia que pudiera aprovechar un compañero.

Wanderers fue un rival duro para Peñarol, que recién liquidó el pleito en los cuatro minutos finales, con un Estoyanoff que fue determinante con sus dos goles y la jugada que generó el del “Toro” Fernández, que por otra pate fue a quien De Arruabarrena le hizo el penal.

Con más rodaje, juego y ánimo, Peñarol va ahora por su próximo objetivo: dar vuelta el 0-2 de la serie ante Atlético Paranaense por la Sudamericana.

Foto: Gerardo Pérez.
Los jugadores de Peñarol celebran la apertura del marcador ante Wanderers. Foto: G. Pérez.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)