TORNEO CLAUSURA

Leodán González: “Pase lo que pase, el lunes nos vamos a levantar y seguiremos siendo árbitros”

El árbitro designado para el clásico del próximo domingo mostró su felicidad y le restó importancia a lo sucedido en las últimas horas en cuanto a las polémicas.

Leodan
Leodán González será el árbitro del clásico que el próximo domingo jugarán Nacional y Peñarol en el Estadio Centenario desde la hora 16:00.

"Estoy feliz por hacer un clásico, lo disfruto mucho”, le dijo Leodán González al programa “100% Deporte” (Sport 890) tras ser designado para arbitrar el clásico que este domingo jugarán Nacional y Peñarol, agregando que “nosotros queremos que los partidos los definan los jugadores. El árbitro no puede esperar tolerancia, el ambiente es hostil, tenés que ver con qué camiseta salís a calentar. Hasta eso pasa".

“Lo primero siempre es tratar de corregir con autocrítica porque ese es el espacio del crecimiento. Siempre hay cosas para ajustar. En este caso estoy feliz por haber sido designado para el clásico y lo disfruto mucho porque todos los árbitros abrazamos esta profesión con esfuerzo y dedicación”, contó el juez de 36 años.

Oriundo de Tala (Canelones), Leodán González arbitrará su tercer Nacional-Peñarol y respecto a la polémica que se generó en los últimos días, explicó que “los árbitros cuando ya tenemos mucho tiempo en esto primero sabemos que son las reglas de juego y uno no elige los momentos y el día para equivocarse, el error es parte de una actividad laboral en todo ámbito, no lo elegís. Eso primero que nada. Segundo, tratamos de dar nuestro mayor esfuerzo, no nos guardamos nada. Es como que perdés esa sensación de miedo cuando pasan los partidos porque si no me dedico a otra cosa y abandono”.

Por otra parte, González remarcó que “hay personas que te preguntan ‘¿no te da miedo?’ o esto, lo otro. Perdés eso de decir ‘tengo miedo’ porque es mucho tiempo arbitrando y cuando tenés la posibilidad de estar en un partido importante, viene otro, decís, lo pasé, pero enseguida viene otro y terminás perdiendo esa sensibilidad y el objetivo es el partido. Entrás, lo disfrutás y hacés lo que más te gusta”.

Nicolás Tarán y Sebastián Silvera serán sus compañeros

“Son compañeros que hace ocho, nueve temporadas compartimos partidos en el medio. Nos conocemos perfecto y hoy en día pero ya desde hace mucho, el trabajo en equipo es eso. Es el árbitro el que tiene que tomas decisiones, pero se tiene que apoyar en el asistente y viceversa porque el asistente por ubicación te da detalles e información. No toma las decisiones pero es partid importante dentro del trabajo en equipo”, dijo Leodán González acerca de Tarán y Silvera.

Respecto a la forma de trabajar, González contó que “en cuanto a los procedimientos no tienen que variar demasiado en cuanto a otros partidos, es un partido especial, pero no deja de ser uno más”.

Las polémicas y las presiones

Una de las jugadas que causó revuelo en las últimas horas fue el gol anulado a River Plate frente a Peñarol en el Campeón del Siglo y acerca de eso, el árbitro designado para el clásico contó que “es una jugada de alta complejidad. Yo tuve oportunidad de ir a varios cursos FIFA y Conmebol y es una jugada para analizar, es muy rica en ese sentido, pero es una jugada de altísima complejidad”.

Eso generó por ejemplo la molestia en River Plate y también en Nacional, que pidió una reunión urgente con Ignacio Alonso, presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF).

“Yo miro mi historial y no es la primera vez que me toca un partido de relevancia en estas condiciones. Muchas veces me tocó dirigir a otros equipos que fueron a pedir audiencias al Colegio de Árbitros y eso no es condición porque perdería total seriedad nuestra profesión. Uno a medida que avanza en la carrera adquiere todo eso y te enfocás en lo técnico. Nuestro cargo como árbitro tenemos una relación de dependencia con la AUF y es un cargo técnico, no es político ni nada. Nuestra tarea la desarrollamos debido a nuestra capacidad técnica, con la complejidad de la función arbitral y todo lo otro pasa por un costado”, explicó.

El árbitro Leodán González. Foto: Archivo El País.
Foto: Nicolás Pereyra.

“Uno tiene que analizar las jugadas y si yo tengo que evaluar si hay penal o no, si hay roja o no. Son acciones que uno va adquiriendo en la experiencia, no entran otras cuestiones cuando uno analiza jugadas. Eso es algo más mediático que a nosotros no nos afecta. Y no es solo acá con Peñarol y Nacional. Muchas veces otras instituciones fueron a pedir audiencia al Colegio y no por eso llegará un buen resultado. Eso llega producto del juego de cada equipo. No queremos que los árbitros influyan ni en el desarrollo de un partido ni mucho menos en el resultado”, expresó González.

El error es parte del juego

“Los árbitros tomamos decisiones y acertamos como cuando un jugador mete un buen pase y también le erramos. Todos acertamos y todos erramos. No hay nadie que haga todo perfecto, pero siempre te preparás para errar lo menos posible y yo me voy satisfecho de un partido cuando mis decisiones fueron acertadas y me recaliento cuando erro”, contó Leodán González, agregando que “hay gente que piensa que uno erra y se va feliz. No es así. Sufrimos el error, hay amarguras del lado deportivo como la tiene un hincha, un jugador o un dirigente porque te da bronca cuando las cosas no salen y es normal, pero la vida sigue. No se termina en un partido”.

“Ojalá podamos tener un desarrollo correcto y que tengamos un rendimiento altísimo. Que no haya errores, pero pase lo que pase, el lunes nos vamos a levantar y seguiremos siendo árbitros”, cerró diciendo Leodán González.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)