Peñarol

“Leo” Ramos, cara a cara con su primer amor

Como jugador y entrenador, dejó su sello en Progreso.

Foto: archivo El País.
Foto: archivo El País.

La vida de Leonardo Ramos con Progreso está estrechamente ligada. Como futbolista y entrenador, dejó su huella y escribió las mejores páginas de la historia del club.

Producto genuino de la cantera, defendió al “Gaucho” entre 1987 y 1992, consiguiendo incluso el histórico Campeonato Uruguayo de 1989 que luego le permitió dar el salto al fútbol grande. A partir de esas actuaciones, el defensor pudo llevar su carrera a equipos importantes de nuestro continente como Vélez Sarsfield, Estudiantes de La Plata, River Plate, Colo Colo y el propio Peñarol, sumado al Salamanca de España en el Viejo Continente.

Como director técnico, curiosamente, su carrera también dio el zarpazo entre las paredes del Parque Abraham Paladino. Luego de dirigir a Guillermo Brown, Estudiantes de Caseros, Nueva Chicago y Colegiales, tomó a Progreso en 2012 en la Segunda División Profesional, incursionando por primera vez en nuestro país, y consiguió el tan ansiado ascenso a la máxima categoría del fútbol uruguayo.

De hecho, él dirigió parte de la última temporada de Progreso en Primera entre 2012 y 2013. En ese Apertrua, enfrentó a Peñarol en el Centenario. Fue derrota por 3-1. Fabián Estoyanoff, hoy dirigido por “Leo”, marcó dos goles. El otro lo puso Marcelo Zalayeta. El descuento lo decretó Fabián Canobbio, actual presidente del equipo del Pantanoso.

Mañana, “Leo” Ramos estará cara con su primer amor: Progreso. El equipo que lo vio nacer y lo catapultó como futbolista y el que le dio la primera oportunidad como DT en nuestro medio y lo posicionó rápidamente como uno de los entrenadores con más condiciones de nuestro país.

Foto: archivo El País.
Foto: archivo El País.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)