nacional

Lembo: "Fue muy duro; el grupo se veía campeón de América"

“Me sorprendió la renuncia de Munúa, no la esperaba, pero lo entiendo”, dijo Alejandro Lembo, gerente deportivo de Nacional en su visita a El País TV. El ex-capitán de los tricolores tocó todos los temas. La eliminación de la Copa, la pérdida del Uruguayo y el perfil del futuro entrenador. “Hay varios nombres”, dijo.

— ¿Cuándo te enteraste de la renuncia de Munúa?

— Me llamó el domingo para decirme lo que había resuelto. Me tomó por sorpresa su renuncia, pero lo entendí.

— ¿No era previsible?

— No, porque yo me había reunido con él en la tarde y estaba para seguir, como para que continuase adelante el proyecto que teníamos...

— ¿Y qué fue lo que pasó?

— Él necesitaba un apoyo incondicional de todos para seguir con el proyecto. No es un proyecto fácil para implementar en el medio. Sabíamos que no iba a ser fácil, pero fue una decisión personal y trato de entender todo. Hay que ponerse en los zapatos del otro para entender... o para entender algunas cosas.

— ¿Y tu balance cuál fue?

— El cierre no fue lo que esperábamos. Tuvimos una semana fatal en el tramo final del campeonato: tres lesionados y anímicamente los muchachos no quedaron bien luego del partido con Boca. Fue un golpe duro, esa eliminación y el gol en la hora del clásico, fueron duros de digerir. Estuvimos cerca de todo, y nos quedamos sin nada.

— Lo anímico influyó a ese bajón, entonces.

— Ahhh... yo creo que sí. El grupo se veía campeón de América, estaba con mucha confianza. Hace tiempo que Nacional no tenía un vestuario así, un grupo tan unido, tan convencido de lograr las cosas. Y esa eliminación pegó. Por ahí uno podía imaginar el bajo rendimiento ante Danubio, porque cayó justo después de Boca, pero los otros resultados eran impensados. Para colmo, tuvimos la posibilidad de igualar al rival en la Anual y no lo hicimos, dejamos pasar otra oportunidad. Se dieron muchas cosas. Si uno es responsable cuando salen bien, también lo es cuando salen mal. Que no se haya logrado un título el responsable soy yo.

— Y eso pesó en algunos dirigentes... que no se haya ganado nada...

— Puede ser sí. Es un todo y yo me siento el máximo responsable y me posición en el club es esa. Hay cosas en las que incido más y hay cosas en las que incido menos... pero en lo deportivo me siento responsable. Y la realidad dice que no ganamos nada.

— Pero Lembo no juega ni es entrenador...

— Sí, pero yo me siento responsable y lo asumo. En lo deportivo me siento responsable. Y lo dije en la comisión directiva.

— ¿Nacional se quedó sin nada por ir por todo?

— No fue por ir por los dos campeonatos. Tal vez se cometieron errores a lo largo del proceso... pero estuvimos a un segundo de ganar el clásico, de quedarnos con la Anual, y a un penal de ser semifinalistas en la Libertadores. Hoy estaríamos hablando de otra cosa...

— Y Munúa no hubiese renunciado.

— Claro. Quizás sin poder ganar el Uruguayo, pero entre los cuatro mejores de América, esperando jugar las semifinales. Otra hubiese sido la historia. Pero el fútbol es así.

— ¿Escuchaba consejos Munúa o hacía lo que creía?

Escuchaba... sí, escuchaba... Igual no soy de los que se mete. No soy de los que hablan. No soy entrenador y no quiero serlo. Me lo dijeron muchos y lo asumí. No es bueno ser entrenador y gerente deportivo. No quiero ser el técnico de Nacional. Estoy para ayudar, para colaborar, no para meterme. Para darles mi opinión cuando me la piden y nada más, pero no me meto en las decisiones de los técnicos. Es cosa de ellos...

— ¿Y ahora? ¿Ya hay un entrenador elegido? ¿Se definió un perfil?

— Queremos una persona que conozca el club, que tenga un modelo de juego que a la gente le guste, que se identifique con lo que pretende el hincha de Nacional. El perfil de técnico ya lo tengo definido. Pero no hay que ver sólo el entrenador, también hay que ver cómo está conformado el cuerpo técnico. Apuntamos a un proyecto a largo plazo. La semana que viene tendríamos que tener el técnico definido. No sé si lunes o martes pero sí en la semana. No creo que se nombre antes. Bahhh... supongo que no. Pero como el lunes hay reunión de comisión directiva....

— No hay un plazo definido...

— Yo le pedí a la directiva tranquilidad. Hay que tomarse tiempo. No tiene que haber un día... o viernes o lunes... pero yo creo que hay que tomarse tiempo para no errarle y elegir bien. Yo pretendo un proyecto a largo plazo. Sé que es difícil, que los resultados mandan, pero es lo ideal. Era lo que pensaba se iba a dar con Munúa.

— ¿Martín Lasarte calza con el perfil?

— Sí, él y otros... pero no hablé con ningún candidato. Lasarte puede ser... pero también hay que ver cómo está conformado el cuerpo técnico de ese entrenador. Hay que ver todo. En las charlas que tengamos hay que escuchar los proyectos que tienen y decirles nuestro proyecto para que lo sepan.

— ¿Qué es lo más importante ahora para el club?

— Retener los 11 titulares. Mantener el plantel para mí es mejor que traer de afuera. Tuvimos llamados por todos los titulares, desde los más grandes a los más chicos.

— ¿Diego Polenta, el Diente López?

— Hay que tratar de que se queden. Hay que hacer un esfuerzo, al menos por el equipo base. Y después ver qué es lo que se necesita. Pero no se puede estar cambiando cada seis meses un plantel.... no se puede...

Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

“Hay periodistas que mienten”.

“No tengo problemas de trabajar con (Daniel) Enríquez ni con nadie. Los dirigentes ya me llamaron. No hagas caso a lo que dicen, no hay nada. Y yo les creo. Porque yo voy de frente. Y digo las cosas de frente. ¿Si los periodistas mienten? Y... sí... algunos sí... fijate lo que pasó hace días con lo que escribieron de la hermana de Forlán. ¡Terrible! Hoy se fijan en quién twiteó primero y no corroboran lo que ponen. Tiran lo que les llega sin confirmarlo ni hablar con las partes. No digo que todos mientan, pero están pensando en el twiter... en tener la primicia, que no es primicia”, dijo Lembo.

PERFIL.

De capitán a gerente.

Alejandro Lembo tiene 38 años. Su paso de jugador a gerente deportivo se dio de un día para otro. Casi sin pensarlo, colgó los zapatos de fútbol y pasó al otro lado del mostrador. Con Nacional, fue Campeón Uruguayo (2000-01-02 y 2010-11) con el Betis de España, ganó la Copa del Rey. También lució la casaca de Uruguay y fue parte del grupo que participó en el Mundial 2002 de Corea-Japón y fue vicecampeón del Mundo Sub 20, en aquel rercordado equipo de Malasia 1997, que era dirigido por Víctor Aroldo Púa. Desde la temporada 2013 ocupa el cargo de gerente deportivo en Nacional, un puesto que abrazó con la misma pasión que abrazó el fútbol desde sus inicios en Bella Vista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)