URUGUAYOS

Leandro Cabrera está en el punto clímax de su carrera

El “Lele” apostó por el Espanyol, logró coronarse campeón y ascendió a la Primera División Española siendo una figura clave. Este es el segundo título de su carrera, pero con un gusto diferente.

Leandro Cabrera durante su primer entrenamiento en el Espanyol. Foto: @RCDEspanyol
Leandro Cabrera. Foto: @RCDEspanyol

Tiene 30 años recién cumplidos, hace 12 temporadas que está jugando en el fútbol español y en los últimos años se ha consolidado jugando al más alto nivel. Se trata de Leandro Cabrera, quien hace algunas semanas ascendió y fue campeón con Espanyol.

“Creo que estuve en la línea del equipo en general, en lo personal me sentí muy bien. En la faceta defensiva, nuestro arquero Diego López superó el récord anterior que había de porterías imbatidas, y eso también habla un poco de la defensa. Fuimos la defensa menos goleada del torneo. El equipo estuvo en gran nivel y creo que no desentoné, je”, cuenta el popular “Lele” a Ovación con un acento mezclado un tanto particular.

“En algún momento puntual de la temporada jugué como lateral izquierdo, pero en la mayoría de los partidos lo hice como zaguero”, admite.

La apuesta

Hace un año, Cabrera hizo una apuesta importante en su carrera: pasó del Getafe, que estaba peleando puestos de arriba en LaLiga Española, y jugando competiciones europeas, al Espanyol, que por ese entonces estaba peleando por no descender (al final se fue a Segunda). El equipo catalán pagó los nueve millones de euros de su cláusula de rescisión y se lo llevó. Hoy, el “Lele” fue clave para la vuelta del equipo de Cornellá a la Primera División de España.

Leandro Cabrera sigue teniendo posibilidades de ir a Portugal
Leandro Cabrera sigue teniendo posibilidades de ir a Portugal

“Fue la mejor decisión que tomé, por un tema del que Espanyol es un club muy grande, que abarca un montón de cosas, en infraestructura, en la sociedad, se involucra en un montón de cosas. La decisión en su momento fue difícil, porque la verdad es que estaba muy cómodo, jugaba todo y el equipo iba de manera espectacular. Pero yo sentía que con la edad que tenía y a largo plazo, no podía tampoco dejar pasar esta oportunidad. Al final se terminó descendiendo, que era lo que no queríamos, pero fue un paso atrás para dar otros más para adelante, porque a pesar de haber descendido el club mantuvo toda la infraestructura como si estuviéramos en Primera, en cuestión de viajes, comidas, entrenamientos, que no todos los clubes lo pueden hacer. Nos sirvió a todos para darnos cuenta de lo que había pasado antes y ahora estamos con la máxima ilusión de lo que puede venir, muy feliz de ser parte del equipo, de haber sido elegido uno de los capitanes. Me siento muy importante y tengo unas ganas bárbaras de que llegue la temporada que viene”, afirma.

“Al principio realmente era demasiado raro jugar sin público, aparte nos aprovechábamos todos de eso para gritar, chillar, protestarle al juez, y hay un momento que la verdad es que los partidos se transforman en un gallinero, je. Se hace raro. Ahora, de cierto modo, te acostumbrás, pero se extraña un montón. Si bien te acostumbrás, se extraña el público en las canchas y hace muchísima falta”, comenta.

Su pasaje por la Celeste

A pesar de su continuidad en los últimos años en una liga tan competitiva como la de España, Leandro Cabrera no ha tenido vínculo con la selección mayor. Sí formó parte de los procesos juveniles en la Era de Tabárez, e incluso jugó los Mundiales Sub 20 de Egipto y Colombia siendo siempre titular. Su último contacto con la selección fue en 2011, en el Mundial Sub 20 donde Uruguay quedó eliminado en primera fase.

“Hay cosas que no dependen de uno, y las cosas que dependen es ahí donde yo me comprometo a dar el 100% de mí. Creo que he hecho unas temporadas muy buenas. Las tres temporadas que estuve en Getafe en Primera División, los tres años fuimos la defensa menos vencida, eso habla un poco de la labor general del equipo y de la individual. Y yo hasta ahí puedo llegar, no sé si soy ni mejor ni peor que nadie, ni me lo creo ni nada. Lo que sí puedo decir es que considero que estuve en buen nivel y hasta ahí voy. Yo hago todo lo que está en mis manos para ser un buen jugador. Acá hay un club que el año pasado apostó por mí, gastó plata y en ese sentido no tengo nada que reprocharme y estoy muy feliz con mi situación”, analiza sin rodeos y sin generar polémica.

Leandro Cabrera en la Sub 20 de 2009
Foto: Archivo

Espanyol pagó mucho dinero por un defensa, y al respecto, sobre si ese hecho le puso una mochila pesada de tener que responder, Cabrera dice que “lo primero que te pasa por la cabeza es que termina siendo un halago. Por llevar gratis podés llevar a quién quieras, pero jugársela un club y apostar por uno, a mí me da orgullo, satisfacción y en este mundo es el fiel reflejo que hacés bien las cosas. Y a partir de ahí obviamente que me lo tomo con responsabilidad. Para mí es una motivación, y la verdad es que estoy encantado con todo en Espanyol”.

Su vida en España

“Este año fue demasiado raro. En Uruguay no se pasaron las mismas cosas que acá. Acá hubo confinamiento, toque de queda, nos cortaron las alas por todos lados, pero Barcelona es una ciudad que es divina. Lo poco que hemos podido disfrutarla, es espectacular. Tampoco es que me ha cambiado la rutina, porque yo soy muy de entrenar e ir para casa, pero hicimos un lindo grupo de vestuario, que al final, cuando se puede, nos juntamos. Yo estoy súper feliz, mi pareja también y solo tengo palabras de agradecimiento para con Espanyol y ojalá que pueda quedarme mucho tiempo más acá”, añade Cabrera, quien tiene contrato con el equipo hasta 2024.

El “Lele” ha sido protagonista de la temporada con Espanyol, donde jugó 38 partidos, 36 de ellos como titular. Además, ha sido destacado por la prensa catalana por sus buenas actuaciones.

Leandro Cabrera en el encuentro entre Espanyol y Levante. Foto: EFE.
Leandro Cabrera en el encuentro entre Espanyol y Levante. Foto: EFE.

El defensa contó, sobre la pandemia, que “la cosa va mejor, van soltando las restricciones que había. Al principio era todo muy nuevo, no se supo manejar bien la pandemia y eso dejó huellas. Se nota que hay un bajón en todo sentido y vos ves otras comunidades como Madrid que están en una mejor situación; y hablo en el sentido del trabajo, de los comercios y eso. Tampoco se está vacunando a la velocidad que se tendría que vacunar”.

Mirando al futuro, Cabrera dice: “He ascendido, he descendido, ahora gané un título. Sigo soñando, pensando en crecer, en ayudar al club y en poder afianzarme un par de temporadas. El objetivo es mantenerme en el más alto nivel lo máximo posible. Trabajo para eso. Ojalá el fútbol me lo recompense estando muchos años a este nivel”.

Por último, el “Lele” cuenta que este con el Espanyol es su segundo título: “Yo estaba también en la Europa League que ganó Atlético Madrid con Forlán. Era parte de la plantilla, pero realmente partícipe me siento ahora. En aquel momento se festejó como había que hacerlo, y la medalla la tengo, pero este título lo siento más propio. Siempre hablo con algún amigo, como con Nico Maidana, que está de preparador físico en Nacional, que cuando se gana algún torneo, aunque sea corto, hay que festejar. Solo gana uno, el día que ganás y que sos el mejor, es para celebrarlo. Estoy feliz”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados