copa libertadores

Le quiere dar una alegría a Boca

El plantel de Tigres llegó ayer a Buenos Aires, se entrenó en La Bombonera y Egidio Arévalo Ríos volvió a calentar la previa de la final ante River: "Es insólito que vayan al Mundial de Clubes sin ser campeones".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Egidio Arévalo Ríos en el entrenamiento de Tigres. Foto: La Nación / GDA.

Tigres de México se entrenó en Casa Amarilla de cara a la final de la Copa Libertadores que jugará el miércoles ante River en el Monumental y Egidio Arévalo Ríos volvió a estar en el centro de la escena. El volante uruguayo, que la semana pasada había asegurado que le iban a "amargar la fiesta" a River, volvió a calentar el partido con sus declaraciones: "Puede ser algo especial para nosotros, para el club y para México lograr por primera vez la Copa Libertadores... y, de paso, le damos una alegría a la gente de Boca".

El equipo mexicano llegó hoy al plantel y se entrenó en Casa Amarilla, con la presencia de varios hinchas mexicanos que se acercaron a la práctica. "Es buenísimo entrenar acá. Ya lo hicimos con la selección -uruguaya-. Tengo colegas y amigos en Boca, es un gran club. Estar tan cerca de la Bombonera... espero conocer la cancha. Me encantaría jugar en Boca, siempre lo he dicho. He tenido la oportunidad en ocasiones anteriores y no se dio", dijo Arévalo Ríos.

El uruguayo, que será titular el miércoles, también criticó la clasificación directa al Mundial de Clubes del equipo millonario. "Es insólito que vayan al Mundial de Clubes sin ser campeones. Igualmente, hasta después del partido no se puede saber nada, tenemos que estar tranquilos y hacer las cosas bien. El grupo está convencido de lo que vino a buscar. Nosotros nos plantamos de local o visitante y en distintas canchas y salimos a buscar el partido. El miércoles va a ser así".

Además, analizó cómo será el partido y opinó sobre el equipo de Marcelo Gallardo. "River es un gran rival y lo ha demostrado las tres veces que lo enfrentamos. Pero va a ser un partido totalmente diferente a los otros, muy cerrado y sin espacios. Quizás los primeros minutos salgan a atacar con la euforia de la gente y nos van a querer presionar", destacó, y luego agregó: "Pero nada me quita el sueño de River. Tienen grandes jugadores, pero no podemos mirar lo que pueden hacer ellos. Tenemos que hacer nuestro trabajo y aprovechar las situaciones de gol que tengamos, que van a ser pocas".

Por último, se desligó de la presión y habló de los que dicen que la serie está resuelta: "Si, como dicen, ya se sienten campeones, la presión la tienen ellos. Nosotros estamos tranquilos y vamos a dar batalla hasta el último minuto. Lo que hablen los de más, se verá después del partido. Estamos cerca de la gloria. Hoy la moneda está en el aire, depende de nosotros lo que podamos hacer".

Los dirigidos por Ricardo Ferretti tendrán mañana una nueva práctica en Casa Amarilla. El defensor José Rivas en lugar de Hugo Ayala y el mediocampista Javier Aquino por Damián Álvarez son los dos cambios que planea el DT de cara a la gran final del miércoles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)