Mirá el video

Se le puso violeta

Peñarol mejoró, pero Defensor Sporting es mas cuadro.

Si no podés ver el video, hacé click acá.

Tal vez ayer Peñarol haya jugado su mejor partido oficial de los tres que ha disputado desde el inicio de la temporada, pero perdió bien, en forma tan amplia como concluyente y, por lo tanto, inobjetable.

Parece una contradicción, pero no lo es, lo que pasa es que Defensor Sporting es, hoy por hoy, uno de los equipos más sólidos, mejor armados y de personalidad más estable dentro del fútbol uruguayo de cabotaje, y eso para Peñarol es demasiado.

Si para muestra basta un botón, alcanza con reparar que ayer en el Franzini el local quebró al visitante en los 30’ finales, y jugó el miércoles por la Copa, mientras su rival lo había hecho ante El Tanque Sisley ¡el sábado pasado!

Esto último, además, no supone que la superioridad de violeta haya sido de orden físico, y tampoco de actitud: Peñarol corrió, metió, y hasta jugando con un 3-4-3 audaz con el que Bengoechea paró a su equipo después de los 73’, cuando incluyó a Leyes por Diogo, obligó a que Tejera -un DT ducho- ya desde antes de ese momento, hiciera entrar a Fleurquin por un punta como Barboza, para jugar con una línea de cinco zagueros en la retaguardia.

La diferencia fue -porque lo es entre los dos cuadros- en esencia futbolística. Tanto que, inclusive, en el cuarto de hora inicial del trámite y con un trámite vivaz y rápido, fue Peñarol el que manejó mejor la pelota y a Defensor Sporting al que le costó acomodarse: al chico le costaba con el grande.

Sin embargo, el local no perdió pie: fue peleando más el mediocampo, se soltó sobre la base de la firmeza de su zaga, y con un balazo de Lozano, no sólo se puso en ventaja: demostró que al funcionamiento podía agregarle la jerarquía de sus individualidades; aún para irle ganando a un rival al que no superaba.

Ahí, entonces, apareció el Peñarol real, el que tiene un técnico que en lo previo lee bien los partidos, porque ayer cambió el 4-2-3-1 habitual por un 4-4-2 para neutralizar el trabajo violeta por las bandas, pero adolece de carencias que termina pagando caro:

1) Sin Ifrán, le falta un “9” de área; por eso llegó al gol tras un córner forzado por un tiro de Forlán desde lejos, y recién a los 72’ un cabezazo de Píriz sacudió a Campaña;

2) La contención del medio deja espacios, como en el primer gol de Lozano, anotado por la misma vía que luego F. Rodríguez no metió otro porque el tiro se fue desviado;

3) Tiene errores graves, como el del cierre de Diogo en el segundo gol de Lozano.

Por eso, aunque Peñarol ayer fue vivaz y dinámico, perdió con mayor amplitud en el score que en el trámite, y se le puso violeta: por el rival, y porque ganó 4 de los 9 puntos que disputó, y... le metieron 5 goles en una semana.

DEFENSOR 3-1 PEÑAROL

Estadio: Luis Franzini
Árbitro: Darío Ubriaco.
​Asistentes: Miguel Nievas y Antonio Fedorczuk


Defensor Sporting: M. Campaña; E. Zeballos, A. Scotti, G. De Los Santos, M. Suárez; M. Arambarri, M. Cardacio (84' M. Rabuñal), B. Lozano, F. Rodríguez; H. Acuña (75' A. Luna) y S. Barboza (67' A. Fleurquin).

DT: Juan Tejera.

Peñarol: G. Guruceaga, M. Aguirregaray, G. Viera, E. Mac Eachen, Diogo (73' G. Leyes) , N. Albarracin (60' C. Luque), N. Nández, S. Píriz, R. Viega (52' D. Ifrán), M. Zalayeta y D. Forlán.

DT: Pablo Bengoechea.

Amarillas: 32' M. Cardacio (DSC), 47' N. Nández (PEÑ), 59' S. Piriz (PEÑ)

Goles: 22' B. Lozano (DSC), 36' G. Viera (PEÑ) 62' B. Lozano (DSC), 83' A. Luna (DSC)

Brian Lozano celebra el gol ante Peñarol. Foto: F. Ponzetto
Brian Lozano celebra el gol ante Peñarol. Foto: F. Ponzetto
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)