PEÑAROL

¿Qué le pasa a Lucas Viatri?

El delantero tendría para dos meses más de inactividad y el abanico de posibles lesiones en el ojo es amplio.

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Las declaraciones de Leonardo Ramos tras el juego ante Delfín sorprendieron a muchos. Pese a que regresó a los entrenamientos con Peñarol, Lucas Viatri no sería tenido en cuenta al menos hasta dentro de dos meses y hasta se perdería el debut de la Copa Libertadores (15 de marzo) debido a la lesión ocular sufrida por el golpe de un fuego artificial.

En su regreso, el delantero argentino se limitó a realizar trabajos en bicicleta y poco más, ya que su lesión le impide llevar a cabo entrenamientos más severos. Para realizar nuevos estudios viajó ayer a Argentina y el próximo lunes el médico aurinegro, Dr. Edgardo Rienzi, le dará al Consejo Directivo un informe sobre la situación del delantero titular que tuvo Peñarol en el 2017.

¿Qué sucedió?

Si bien oficialmente se conocería el próximo lunes, Ovación consultó a un oftalmólogo para saber cuáles son las posibles lesiones que sufrió el argentino en su ojo.

Lo que sufrió Viatri es lo que se conoce como un traumatismo ocular. Dentro de esa categoría hay un abánico muy grande de situaciones que podría estar sufriendo el delantero y de la cual todavía no se tiene confirmación.

La chance que se descartó es la de un “estallido ocular”. En este caso, el ojo explota en el momento y es sabido que la situación no es esa. Más allá de eso, hay otras lesiones que son posibilidades latentes. Una lesión en la córnea también parece ser descartada, ya que una úlcera en esa zona del ojo se curaría entre aproximadamente 48 y 72 horas con un cuidado correcto.

La posibilidad que parece ajustarse más a la situación de Lucas Viatri es la de una rotura de retina, que si bien no es peligrosa en el momento merece un cuidado importante para no generar un desprendimiento de retina, que sí complicaría la situación.

Esa podría ser la respuesta a lo que vive el delantero, ya que es muy necesario el reposo para no generar algo potencialmente grave. Según el especialista, es muy importante que el jugador se mantenga alejado de las canchas, ya que se trata de un “paciente dinámico” con el que hay que estar atento a la respuesta a una recuperación que podría demorar hasta seis meses en curarse de manera completa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)