NACIONAL

Le bajó un cambio: River frenó al tricolor

La zaga darsenera le cortó los caminos. Nacional se las tuvo que ingeniar para poder lastimar ofensivamente a un River Plate que le planteó una línea de cuatro con zagueros centrales para neutralizar la velocidad tricolor. El darsenero sacrificó ataque por tener una defensa más sólida y le resultó: sacó un empate.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fernández. Fue controlado tanto con balón dominado como en el juego aéreo. Foto: Marcelo Bonjour

La velocidad fue un aspecto clave de Nacional en los primeros partidos del 2016 hasta que se topó con la defensa de River Plate el jueves en el Gran Parque Central.

Es que el planteo de Juan Ramón Carrasco de poner a cuatro zagueros en la línea final, tuvo efecto y la ofensiva tricolor no pudo lucirse como en encuentros anteriores.

Cierto es que hubo un gol lícito de Leandro Barcia que no le validaron a Nacional, que el tricolor fue amplio dominador del encuentro durante los 90 y que por ahí no tuvo esa cuota de suerte que en ocasiones se necesita para ganar un partido tan cerrado como el del miércoles. Pero también es verdad que River no le facilitó las cosas al equipo de Gustavo Munúa, que por más que generó varias situaciones de gol, no las fabricó con la comodidad que había mostrado en encuentros anteriores y eso se vio en la cancha.

Para empezar, el darsenero se paró con un 4-3-3 definido, con Michael Santos, Sebastián Ribas y Nicolás Schiappacasse en ofensiva, presionando a la última zona tricolor y desde ahí comenzaron los problemas para trasladar la pelota.

Nacional no se sintió cómodo. A esa presión se le sumó que en la mitad de la cancha, Matías Jones y Ángel Rodríguez marcaron muy bien a Gonzalo Porras y Santiago Romero, los ideólogos del fútbol en el equipo tricolor.

Tanta fue esa presión, que no solo Nicolás López —quien jugó uno metros más atrás— se tuvo que retrasar. También lo tuvieron que hacer Leandro Barcia y Kevin Ramírez. El primero ganó en velocidad durante todo el primer tiempo ante una floja performanece de Agustín Ale, quien mejoró y mucho en el complemento.

Barcia, Fernández y Ramírez, quienes aparecieron como delanteros en esa especie de 4-2-1-3 que planteó Nacional, no pudieron vulnerar en velocidad a una zaga darsenera que presentó a cuatro zagueros centrales.

Christian González se paró por el lateral derecho, Ronaldo Conceiçao y Darío Flores en la zaga central y Agustín Ale por la banda izquierda. Cuatro defensores para ocupar una línea final de un River que defensivamente, hizo un muy buen partido.

También es cierto que no fue el equipo ofensivamente vistoso que se espera de uno dirigido por Juan Ramón Carrasco. Si bien el propio "JR" había dicho antes del encuentro que su equipo estaba preparado para cambiar "golpe por golpe" con cualquier rival, el trabajo defensivo sobrepasó al ofensivo y ello le permitió al darsenero llevarse un punto importante del Gran Parque Central.

La última zona de River se encargó de minimizar las opciones de Nacional en ataque y aunque el tricolor generó mucho más peligro que su rival, salió airoso de las ofensivas que por momentos fueron consecutivas sobre el arco de un Nicola Pérez que volvió a mostrar mucha seguridad al ser exigido.

El fútbol que generó Nacional no fue el de los partidos anteriores. La transición de mitad de cancha hacia adelante no fue tan limpia como en otras ocasiones y no fue porque el tricolor jugó mal, sino que se encontró con un rival que ya lo tenía estudiado y le complicó el funcionamiento con una buena marca en la zona de volantes y, sobre todo, con una superpoblación de zagueros centrales en la última línea.

Eso impidió que la velocidad, el aspecto más importante que había mostrado Nacional en ofensiva en lo primeros partidos del 2016, se viera minimizada por un River Plate que se vio beneficiado por un fallo arbitral, pero que cumplió casi que a la perfección la tarea defensiva.

POR EL ARBITRAJE.

Conmebol - Carta formal hacia el organismo.

En Nacional la molestia con los arbitrajes en el plano internacional es grande. A la actuación del colombiano Wilmar Roldán el jueves 25 de febrero en Rosario, se le sumó la de la terna encabezada por el peruano Víctor Hugo Carrillo el miércoles en el Gran Parque Central. "El club va a mandar una carta a la Conmebol para mostrar su disconformidad con los arbitrajes", dijo ayer el Esc. Guillermo Pena, delegado de Nacional. Por otra parte, Pena manifestó que todavía no se comprende el criterio de la Conmebol para seleccionar los jueces y expresó que "no entiendo por qué para Nacional-River vino un árbitro de Perú y para Peñarol-Huracán uno de México habiendo buenos árbitros en Argentina y Brasil". Por último, Pena remarcó que "Nacional es un club serio y hará su reclamo por escrito".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)