ARGENTINA

Le buscaron la lengua

Benedetto no se arrepiente del gesto ante Montiel en la final. 

El festejo de Darío Benedetto ante Lucas Martínez Quarta. Foto: EFE
Foto: EFE

Había transcurrido más de la mitad del primer tiempo cuando Darío Benedetto se fue en carrera. Un exquisito pase de Nahitan Nández lo dejó cara a cara con Franco Armani. El “Pipa” no perdonó y alimentó la ilusión de los hinchas de Boca que fueron hasta el Bernabéu con el deseo de conseguir la final más importante de todos los tiempos.

De inmediato, su festejo recorrió el mundo. Encima, tomó mucho más dimensión una vez que River dio vuelta el partido y se quedó con la Copa Libertadores. El goleador “Xeneize” frenó su festejo antes de abrazarse con sus compañeros y le mostró la lengua a Gonzalo Montiel. Una provocación llamativa y que inundó durante días las redes sociales.

Un mes y medio después de ese partido, Benedetto rompió el silencio y como era de esperar, se refirió a esta incidencia. “No me arrepiento de nada. Ni siquiera yo sé por qué lo hice. No sabía cómo festejarlo de la emoción, del partido que nos estábamos jugando, para mí son cosas que quedan en el partido”, confesó.

Asimismo, el delantero recordó: “También tuve una discusión con Maidana y son cosas que mueren ahí. Somos colegas, no pasa absolutamente nada. En ningún momento hubo intenciones de burlarse”.

El “Pipa” buscó minimizar esta situación y también pidió dar vuelta la página tras pasar el trago amargo de perder la final más importante a nivel de clubes contra el tradicional rival: “Por momentos vi algunas jugadas en la televisión. El partido obviamente no lo volví a ver entero. Vivir un momento tan duro como el que vivimos nosotros... Perder una final tan importante... Creo que en el momento que tomamos las vacaciones fue para despejar la cabeza y salir por un momento un poco de lo que es el fútbol”.

La imagen de Benedetto burlándose del pibe Montiel recorrió el mundo y fue, por cierto, una de las grandes polémicas que dejó la gran final entre los equipos más importantes de la vecina orilla. Al delantero, literalmente, le buscaron la lengua, pero no mostró arrepentimiento ninguno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)