BRASIL

Latorre busca el reenganche

“Para retomar mi carrera quiero volver a Uruguay”, dijo el futbolista que vivió un calvario en Brasil

Delantero. Este año jugó algunos partidos en la reserva.
Delantero. Este año jugó algunos partidos en la reserva.

A los 21 años, Gonzalo Latorre está buscando encaminar su carrera futbolística, que ha tenido varios vaivenes en los últimos años, bastante más de los que él hubiera querido.

Radicado en Brasil, en pareja con una brasileña y hace pocos días padre de Antonella, su primera hija, Latorre entrena solo con un preparador físico en la reserva de Cruzeiro y busca salir del club de Belo Horizonte, del que es figura Giorgian De Arrascaeta.

“La historia arranca cuando no renové con Peñarol. Ahí me fui para Atenas de San Carlos, jugué seis meses y me vine para Brasil. Cuando llegué a Cruzeiro hubo varias situaciones que se generaron con el señor (Daniel) Fonseca y que me llevaron a estar distanciado de la directiva del club y ahora, para retomar mi carrera, tengo muchas ganas de volver a algún equipo de Uruguay”, afirmó el delantero en diálogo con Ovación.

“Mi transferencia a Cruzeiro se hizo cuando me representaba Fonseca. Esa decisión fue tomada por mí y por el señor Fonseca también”, explicó el futbolista, quien agregó que “después de enterarme de algunas cifras de mi transferencia y de muchas cosas, como que el club realmente no estaba interesado en mí y que fue por un tema de impuestos que se puso en mi pase, fue la molestia. Mi calentura para con él fue que teníamos ofertas de otros lugares y por beneficio 100% personal de él vine a un club que después me enteré que no estaba 100% interesado en contratarme”, manifestó con un claro acento portugués en su casa de Brasil.

En una entrevista que le realizó Fox Sports radio ya había denunciado que “le bajaron el sueldo a De Arrascaeta para que yo llegara al club”.

Esas situaciones que se generaron en torno a su llegada al equipo azul repercutieron lógicamente en lo deportivo, porque Latorre nunca formó parte del plantel principal. “Después también hubo un problema de juicio entre medio porque mi transferencia no la pagaron. Luego me enteré que soy el segundo jugador más caro de la historia del Cruzeiro con 12 millones de reales. O sea, hubo mucha cosa que me fui enterando y nunca pude comunicarme con Fonseca después del pase. Ahí hay algo extraño”.

Por razones obvias, Latorre ya no es representado por Fonseca. De hecho se lo comunicó a un intermediario porque no logró hablar con él.

Pese al distanciamiento del empresario, las cosas no se encaminaron. “Un agente FIFA me llevó a Italia. Salió todo mal, hubo cosas oscuras en esa transferencia a préstamo. Me dijeron un equipo, después llegué y era otro de Serie C (Sambenedettese, donde jugó apenas 120 minutos). Si lo hubiera sabido, no hubiera aceptado la transferencia. Yo tengo aquí en casa un contrato falso del club Salernitana (Serie B), que era el equipo que me interesaba y al que pensé que iba”.

Latorre tiene contrato con Cruzeiro hasta 2020, pero tanto el club como el jugador están interesados en conseguir un préstamo. “Es para realzar mi carrera. Aparte, con el préstamo Cruzeiro está dispuesto a ayudar hasta en el tema económico pagando una parte grande del salario”, afirmó.

“Tuve algunas propuestas para ir a la Serie B de Italia o a un equipo de Suiza, pero realmente, por la situación en la que estoy hace más de dos años y porque nació mi hija, estoy queriendo jugar en Uruguay. Conozco el medio, conozco todo. Sé con quien hablo. El mercado en Uruguay está muy quieto, pero ya hay alguna charla con algún equipo”.

“Me siento un poco dejado de lado”.

“Con la directiva de Cruzeiro, mala relación en el sentido de que ellos me tratan mal o yo los trato mal, no; no es eso. Es en el sentido del trato como profesional, no el relacionamiento persona a persona. Como profesional sí me siento un poco dejado de lado, pero en situaciones en las que reglamentariamente no se pueden: entrenar separado, en distinto horario que los compañeros o cambiarte en otro vestuario. Yo jugué sólo cinco partidos en el sub 20 y después de los problemas que tuve no jugué nunca más. Me lleva a pensar que no fue por un tema futbolístcio, sino por un tema extra. Actualmente estoy entrenando separado de Primera y es más alevosa la separación del grupo que la que tuve en Sub 20. Ahora estoy solo con un preparador físico. Tuve competencia en el sub 23 y al menos me pude mover”, afirmó Latorre desde su casa.

"Con el diario del lunes las decisiones son más fáciles".

Sobre su salida de Peñarol y si piensa que tiene cerradas las puertas del club en el futuro, señaló: “Uno de los motivos por los que se cortó mi transición de poder sumar más minutos en Primera fue no renovar el contrato. Jorge Fossati, con el que debuté en un amistoso con Olimpo, me planteó: ‘la directiva me dice que si vos no renovás no te vamos a promocionar hasta que no lo hagas’. Lo entendía, me quedaban cinco meses de contrato, fue en el 2014. Después de debutar me bajan a Tercera por ese motivo. Con el diario del lunes todas las decisiones son más fáciles de tomar”. Vale recordar que Latorre jugó en las selecciones juveniles de Uruguay: en la Sub 15 con Garay y fue al Mundial Sub 17 con Coito. También formó parte del proceso Sub 20, donde lo cortaron al final.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)