HISTORIA

Larga espera: pasarán casi ocho meses entre el último clásico entre Nacional y Peñarol

Será la tercera vez en la historia en la que los fanáticos de los grandes aguardarán tanto tiempo para ver este encuentro: serán 238 días.

Peñarol vs. Nacional. Foto: Archivo El País.
Foto: Archivo El País.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El clásico del fútbol uruguayo despierta pasiones en cada rincón del país y también en muchas partes del mundo. Es el partido que nadie se quiere perder. Los futbolistas lo quieren jugar y los hinchas disfrutar, pero a veces el sufrimiento es inevitable.

Y si de sufrimiento se trata, los fanáticos de Nacional y Peñarol cuentan las horas para volver a ver al equipo de sus amores pisar una cancha y aunque sea por televisión porque el fútbol regresará a puertas cerradas, ellos van a estar del otro lado de la pantalla a como dé lugar.

Desde su primera edición en la Era Profesional que se inició en 1932 hasta la fecha, pasaron más de 400 enfrentamientos entre los grandes del fútbol uruguayo pero nunca pasó tanto tiempo como para que ese ferviente partido se reeditara.

En tres períodos del profesionalismo hubo que esperar entre siete y ocho meses para que tricolores y aurinegros se enfrentaran, pero nunca por una situación como la actual debido a una pandemia de coronavirus.

Nacional campeón uruguayo festejos - Clásico Clausura Nacional vs. Peñarol
El último clásico. El 15 de diciembre de 2019 con Nacional campeón. Foto: Marcelo Bonjour.

Entre 1980 y 1981 se rompió la barrera de más de siete meses sin clásicos y para volver a ver a Peñarol y Nacional en escena, pasaron 266 días.

¿Qué pasó? Después del choque por la segunda rueda del Campeonato Uruguayo que se jugó el 7 de septiembre de 1980, se disputó el Torneo Montevideo en dos series y los grandes quedaron en grupos separadas, por lo que no se enfrentaron.

Además, en la Liguilla que tuvo lugar en enero de 1981 después del Mundialito, tricolores y aurinegros no jugaron entre sí, ya que Nacional venía de ser campeón de la Copa Libertadores, no participó e ingresó al torneo continental en la segunda fase.

En ese entonces tuvieron que pasar ocho meses, tres semanas y tres días para que se volviera a jugar un clásico.

El 31 de mayo de 1981, 266 días después, Peñarol y Nacional se enfrentaron por el Campeonato Uruguayo con triunfo albo por 3 a 2.

El segundo período más largo sin que el fanático tenga un clásico duró ocho meses, una semana y tres días y fue entre 1988 y 1989.

Luego de jugarse el clásico por el Campeonato Uruguayo de 1988 con triunfo de Peñarol por 3 a 0, hubo que esperar 252 días para ver a los grandes del fútbol uruguayo enfrentados otra vez.

En esa ocasión, en el primer semestre de 1989 hubo Liguilla pero no se enfrentaron. Tampoco lo hicieron en la Copa Libertadores ya que Nacional, campeón en la edición de 1988, ingresó al certamen en octavos para jugar frente a Danubio, ante el que quedó eliminado.

Luego, Uruguay tuvo actividad internacional con la disputa de la Copa América de Brasil en julio y eso obligó a que se jugara a nivel local solo el Torneo Competencia. El clásico tuvo lugar el 4 de junio de 1989, por lo que 252 días después los grandes volvieron a chocar.

Ahora, en medio de la pandemia de coronavirus y la incertidumbre que existe en cuanto al regreso del fútbol uruguayo que está programado para volver —en principio— el 8 y 9 de agosto, pasará otro largo período sin que tricolores y aurinegros se enfrenten. Es que la última vez que lo hicieron fue el 15 de diciembre de 2019 en el Estadio Centenario y luego de ganar 1 a 0 con gol de Matías Zunino, Nacional se consagró campeón del Uruguayo.

NÚMEROS

Cifrás clásicas

266 
Días fue el período más largo de tiempo sin que se enfrentaran Peñarol y Nacional en un clásico del fútbol uruguayo y fue entre los años 1980 y 1981.

417
Clásicos se llevan disputados en la Era Profesional desde 1932 entre tricolores y aurinegros, contando los encuentros amistosos y por supuesto, los oficiales.

El clásico no tuvo su fiesta en el verano como venía pasando en los últimos años y el próximo debía jugarse en la cuarta fecha del Apertura.

Pero la pandemia detuvo la actividad oficial y hoy, a pesar de los brotes de coronavirus que empiezan a encender varias alarmas, el fútbol tiene fijada su fecha de regreso. Si todo va bien, Peñarol y Nacional se volverán a ver las caras el 9 de agosto.

Para esa fecha, habrán pasado 238 días para que los fanáticos puedan ver en acción al equipo de sus amores.

La larga espera llegará a su fin y los grandes tendrán un clásico más para seguir agigantando el registro de un enfrentamiento histórico.

LAS ESPERAS
El saludo entre Xisco Jiménez y Guzmán Corujo en el clásico Peñarol vs. Nacional
Tres etapas largas en la historia
El clásicoEl choque entre los grandes del fútbol uruguayo tuvo tres períodos de largas esperas para poder reeditarse.

LA PRIMERA
Desde el 7 de septiembre de 1980 al 31 de mayo de 1981 pasaron ocho meses, tres semanas y tres días sin jugarse un clásico entre Peñarol y Nacional. Ese fue el período más largo sin este encuentro: 266 días sin enfrentamientos.

LA SEGUNDA
​Entre el 25 de septiembre de 1988 y el 4 de junio de 1989 tampoco hubo partidos clásicos entre Peñarol y Nacional. Pasaron ocho meses, una semana y tres días para que 252 días después se volvieran a ver las caras los grandes del fútbol uruguayo.

LA TERCERA
​El 15 de diciembre se jugó el último clásico entre Nacional y Peñarol con triunfo tricolor para ser campeón Uruguayo. El próximo será, en principio, el domingo 9 de agosto y para esa fecha habrán pasado siete meses y tres semanas con un total de 238 días.

AMATEURISMO

El cisma puso tres años de pausa en el clásico

El mayor período sin clásicos en la historia del fútbol uruguayo se debió al cisma, que dividió la estructura en dos organizaciones separadas, la Asociación Uruguaya de Football, donde estaba Nacional, y la Federación Uruguaya, encabezada por Peñarol. Como cada una tenía su Copa Uruguaya, los viejos rivales estuvieron sin enfrentarse durante tres años y seis días.

Entre el 2 de noviembre de 1922, cuando el tricolor se impuso 3-1 por la Copa León Peyrou, y el 9 de noviembre de 1925, cuando Peñarol ganó 1-0 en un amistoso (llamado justamente “el clásico de la reunificación”), pasaron 1.102 días. Por supuesto, fue una pausa debida a “fuerza mayor”, como ocurre ahora con la pandemia.

Pero por simples azares del calendario, en la era amateur se registraron otros períodos prolongados sin clásicos.

Por ejemplo, por la Copa Uruguaya de 1929, el enfrentamiento de la primera rueda y el de la segunda estuvieron separados por 11 meses y 15 días, un total de 350 días, del 13 de octubre de 1929 al 28 de septiembre de 1930. El primero fue de Nacional en el Parque Central (1-0), el segundo de Peñarol por idéntico marcador, ya en el Estadio Centenario. La participación uruguaya en el Sudamericano de 1929 y los preparativos para el Mundial del 30 explican la curiosa situación de un torneo tan extenso.

Los calendarios de 1926 y 1927 también registraron de pausas de nueve meses entre clásicos.

En tiempos anteriores, la programación anual era más breve (era raro el fútbol en verano, por ejemplo), por lo cual no era extraño que transcurrieran varios meses entre clásico y clásico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados