CRISIS SANITARIA

LaLiga española se jugará a puertas cerradas por la expansión del coronavirus

El sindicato de futbolistas había reclamado la suspensión de todos los campeonatos

Estadio de Mestalla
El estadio de Mestalla, en Valencia, sin público para el partido de ayer contra Atalanta por la Champions.

L os partidos de LaLiga española se jugarán sin público durante al menos las dos próximas jornadas para intentar detener la propagación del coronavirus, se anunció ayer, pese a que el gremio de futbolistas había reclamado suspender toda la actividad.

La decisión se tomó de la mano del pedido hecho por el Consejo Superior de Deportes (CSD) del gobierno español de que las competencias deportivas profesionales y amateurs se realicen desde ahora a puertas cerradas.

“Según la información del Consejo Superior de Deportes, los partidos de LaLiga Santander y LaLiga SmartBank (segunda división) se jugarán a puerta cerrada, a partir de hoy (10 de marzo) y durante al menos las próximas dos semanas", informó LaLiga en un comunicado.

El primer partido afectado fue el choque entre Eibar y Real Sociedad, que se jugó ayer en el Estadio Municipal de Ipurúa, un partido que ya estaba pospuesto desde el 16 de febrero debido a la contaminación atmosférica. Solo estuvieron en el recinto los futbolistas, los cuerpos técnicos, los árbitros, el personal del estadio, las directivas, los funcionarios de LaLiga, los médicos antidopaje, los medios oficiales de los clubes y los encargados de la transmisión televisiva.

La medida afecta desde ya uno de los partidos más pasionales de España, el clásico sevillano entre el Sevilla y el Betis del próximo domingo en el estadio Sánchez Pizjuán

Previamente, la Asociación Española de Futbolistas (AFE) había enviado cartas a la Federación Española de Fútbol (RFEF), ​a LaLiga y al CSD solicitando que se pospongan los partidos en lugar de que se jueguen a puertas cerradas.

“Hemos solicitado la suspensión de todos los partidos, de todas las divisiones y de todas las categorías de ambos sexos”, dijo la AFE en un comunicado. “Dada la situación, hemos hecho esta solicitud pensando exclusivamente en la salud de los y las futbolistas, colectivos a los que representamos”.

La RFEF, en tanto, dijo que consideraría posponer la final de la Copa del Rey entre el Athletic de Bilbao y la Real Sociedad el 18 de abril si los partidos aún debían realizarse a puertas cerradas en ese momento.

También el partido Barcelona-Napoli, por la Champions League que se jugará el 18 de marzo en el Camp Nou, se disputará sin espectadores, según se resolvió tras una reunión celebrada ayer entre representantes de la Generalitat y del FC Barcelona.

El presidente del club catalán Josep María Bartomeu declaró que la medida significa una pérdida de 6 millones de euros en taquilla.

“Lamentamos mucho que esto afecte a nuestros socios y aficionados y al mundo del fútbol en general, pero lo que prima es la salud. Con este virus, estamos viviendo una situación excepcional y hemos de ser corresponsables para solucionarla”, apuntó el dirigente.

De hecho, el partido Valencia-Atalanta, también por la Champions, se disputó ayer sin público en el estadio valenciano de Mestalla.

El lunes, Italia decidió suspender hasta el 3 de abril toda competencia deportiva. También en Portugal se decidió que los partidos de Primera y Segunda se jueguen este fin de semana a puertas cerradas. Alemania organizó sin público el Borussia Mönchengladbach-Colonia de ayer y lo mismo hará con el Borussia Dortmund-Schalke 04 del sábado. En Inglaterra se espera una decisión esta semana.

La Federación Francesa informó en tanto que los dos próximos partidos de preparación para la Eurocopa 2020 de su selección, contra Ucrania y Finlandia, a finales de marzo, tendrán lugar sin aficionados, en París.

La Eurocopa en serio riesgo


El calendario futbolístico europeo tiene previsto disputar a partir del 12 de junio una nueva edición de la Eurocopa, el torneo continental de selecciones, que prevé una variante en su formato: se jugará en 12 países diferentes.

Sin embargo, la realización del torneo corre peligro por dos razones: la propia expansión del coronavirus y el caos en las ligas nacionales, que podrían sufrir postergaciones y dejar sin fechas a la Eurocopa.

Según informó El País de Madrid, en la federación española ya se pueden encontrar personas que empiezan a dudar de que la Eurocopa pueda llegar a disputarse, al menos del modo en que había sido concebida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error