EN LA BOMBONERA

Lágrimas de impotencia

El Superclásico argentino se suspendió después de que la hinchada de Boca arrojase gas lacrimógeno sobre los jugadores de River al momento en el salían de la manga para jugar el segundo tiempo. Habrá que esperar para saber si continúa otro día o queda suspendido definitivamente. Mirá lo sucedido.

Cuando parecía no quedar margen para innovar en el repugnante oficio de la violencia en el fútbol, que tristemente desarrolla una minoría dominante de radicales, parciales de Boca arruinaron anoche la fiesta en el clásico con River, que resolvía la clasificación a cuartos de final de la Copa Libertadores. Cuando los jugadores millonarios ingresaban a jugar el segundo tiempo, de un partido que estaba 0-0, parciales rompieron la manga y lanzaron gas pimienta en el acceso a la cancha, provocaron lesiones en los jugadores visitantes e impidieron que continuara el encuentro.

Luego de más de una hora de indefinición por parte del árbitro argentino Darío Herrera -de 30 años y debutante anoche en la Libertadores-, y del veedor, el juego fue suspendido.

Ahora será el Tribunal de Disciplina de la Conmebol que a partir de las denuncias del árbitro y veedor resolverá las sanciones en base al nuevo y severo reglamento disciplinario aprobado en 2012, que contempla desde sanciones económicas a deportivas y que incluye la exclusión del club de las competencias de acuerdo a la responsabilidad objetiva prevista. En la transmisión de televisión de Fox Sports se anunciaba anoche que el segundo tiempo se jugaría en los próximos días. Sin embargo, la decisión será resorte del tribunal y Boca se expone a graves sanciones.

Explicaciones. “Nos demoramos una hora porque la decisión era hacer todo lo posible para reanudar el partido, pero no se pudo”, explicó el árbitro Herrera tras el bochorno en La Bombonera. Por su parte, el técnico de River, Marcelo Gallardo, protestó en la transmisión de TV: “Es vergonzoso, lamentable, una hora y pico para tomar esta decisión”.
La decisión fue adoptada como consecuencia de que los jugadores no estaban en condiciones de seguir jugando, ni existía garantía en el estadio de Boca para continuar el juego.

El primer tiempo había sido discreto y sin grandes acciones de riesgo, en una serie en la que el “millonario” tenía ventaja por el 1-0 en la ida.
La violencia subió ayer otro escalón en Argentina. El clásico fue suspendido y dos horas después de la agresión a los jugadores de River, los futbolistas esperaban en la cancha para saber cómo salir del campo.

BOCA JUNIORS 0 - 0 RIVER PLATE

Boca: A. Orion; G. Peruzzi, G. Burdisso, D. Díaz, N. Colazo; C. Meli, F. Gago, P. Pérez; C. Pavón, D. Osvaldo, F. Carrizo. DT: Rodolfo Arruabarrena.

River: Barovero; E. Mammana, J. Maidana, R. Funes Mori, L. Vangioni; C. Sánchez, M. Kranevitter, L. Ponzio, S. Driussi; G. Martínez y R. Mora. DT Marcelo Gallardo.

Ärbitro: Darío Herrera

Estadio: La Bombonera

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)