Peñarol

Como del otro lado del mundo

Cambio de horario: los juveniles Nández y Guruceaga madrugaron ayer contra su voluntad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Juveniles. Nahitan Nández y Gastón Guruceaga de Nueva Zelanda directo a Los Aromos. Foto: Archivo El País

Jorge Villar, que ahora se desempeña como intendente de Los Aromos, se levantó temprano. A las 6:30 horas ya estaba en pie. Como las cocineras llegan a las 8:00, comenzó a acomodar todo para el desayuno de los futbolistas.

El "Bomba" llevaba media hora en sus tareas, cuando vio aparecer dos figuras en el comedor. La práctica estaba prevista para las once y es raro que los jugadores se levanten a las 7:00. "¿Qué hacen gurises?", preguntó el exdelantero que fue campeón de América con Peñarol en 1987, al ver que se trataba de los dos juveniles, Nahitan Nández y Gastón Guruceaga, que se habían incorporado la noche anterior a la concentración.

"Es que no podemos dormir", respondieron ambos obviamente afectados por el cambio de horario tras regresar de Nueva Zelanda, donde jugaron el Mundial Sub 20.

En este momento hay 21 futbolistas concentrados en Los Aromos y, según dijo Pablo Bengoechea, Guruceaga y Nández tienen las mismas posibilidades que el resto de sus compañeros.

"Cuando Uruguay quedó eliminado del Mundial decidimos que vinieran a concentrar con nosotros. Nos comunicamos con ellos y me comentaron el vuelo que tenían, a la hora que llegaban el viernes y que iban a venir directo a Los Aromos", explicó Bengoechea. "Creo que es necesario que descansen, ojalá tengamos más partidos por delante. Ya entrenaron dos veces y hoy resolvemos. Están concentrados y tienen las mismas posibilidades que el resto", agregó el entrenador, quien dijo a su vez que sus dos futbolistas habían hecho un gran campeonato en Nueva Zelanda. Y que a pesar de la temprana eliminación, los veía bien de ánimo. "Si no estuvieran bien, los mandaba para la casa", añadió el técnico como en broma.

"Estuve muy amargado sí, pero el fútbol no tiene mucho espacio para lamentarse", dijo Nahitan Nández, aún con cara de dormido. "Después de lo que pasó teníamos ganas de venir a concentrar enseguida. Es algo maravilloso estar acá", agregó el volante.

"Estoy muy conforme con el grupo y con mis compañeros de la selección porque dejamos todo hasta último momento. Ahora estoy acá y ya cambié el chip para tener la cabeza en lo que se viene que es un partido muy especial para nosotros", aseguró. "Estamos en Peñarol y siempre tenemos que ganar. La chance de jugar siempre está. Estamos bien desde el punto de vista físico". Luego contó que en el largo viaje hubo tiempo para bromear con Pereiro. "Siempre esta la joda con Gastón, pero las últimas palabras fueron de desearnos suerte y que fuera lo mejor para cada uno".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º