OJO CRÍTICO

Lacalle Pou, Ignacio Alonso y la Conmebol

Cuando la inteligencia se utiliza para dar una mano sin pedir nada a cambio, sutilmente se está abriendo un compromiso ineludible para el futuro.

Uruguay tuvo la habilidad política de aprovechar la estancia del presidente de Conmebol, Alejandro Domínguez, en esta tierra. Y todo comenzó con la inquietud de Ignacio Alonso y Pedro Bordaberry, que gestaron el encuentro con el Presidente de la República. Luis Lacalle Pou.

EDWARD PIÑÓN

A Domínguez, que por culpa de la pandemia de coronavirus está librando una dura batalla contra los europeos por la cesión de los futbolistas de las selecciones nacionales, la mediación de Lacalle con la farmacéutica Sinovac le vino de película. El dirigente levanta el perfil de su gestión, protege a todos los países y fortalece su imagen en la FIFA.

Y Uruguay, mientras tanto, se anota un golazo de mitad de cancha. Cuyo fruto podrá verse en un tiempo no muy lejano, cuando el país encuentre el destaque continental para recibir a alguna competencia o una colaboración económica diferente para seguir desarrollando la infraestructura deportiva.

Sea como sea, un asado terminó construyendo un gran puente de unión entre Uruguay y el organismo rector del fútbol continental.

Y pensar que hay algunos que siguen sin entenderlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados