HISTORIAS

Krisztián Vadócz y el gran desafío de jugar en Peñarol: "No estoy de paseo en Montevideo"

El volante húngaro de 34 años recordó cómo se dio su llegada al club y también a los uruguayos que se cruzó a lo largo de su carrera. 

Krisztián Vadócz entrena mientras espera que la espera termine y se vuelva a la actividad en el fútbol uruguayo. Foto: Leonardo Mainé.
Krisztián Vadócz entrena mientras espera que la espera termine y se vuelva a la actividad en el fútbol uruguayo. Foto: Leonardo Mainé.

El teléfono de un jugador de fútbol puede sonar en cualquier momento del año, en las buenas y también en las malas. A Krisztián Vadócz le sonó cuando el 2019 transitaba sus últimos días y del otro lado estaba Diego Forlán con una invitación muy especial: jugar en Peñarol.

El volante de 34 años que nació en Budapest (Hungría) el 30 de mayo de 1985, se embarcó en un nuevo desafío y viajó a Uruguay. “Yo sé cómo Diego (Forlán) ve el fútbol y cuando me llamó acepté su propuesta porque para un jugador siempre es muy bueno que tu entrenador sepa cómo jugás. Él sabe cómo explicar las cosas, tiene mucho por enseñar y a mi me quedan muchas cosas por aprender. Entonces no lo dudé. Quería estar en el equipo con él”, le contó Vadócz a Ovación.

A Montevideo viajó solo. En marzo su esposa tenía planeado venirse a Uruguay pero la pandemia de coronavirus se lo impidió. Krisztián tuvo la chance de poder irse a Hungría, pero lo pensó bien y se quedó: “No tenía la necesidad de irme porque primero no sabíamos cuánto iba a durar esta situación y segundo porque sé que en mí país las cosas no están como acá y hay más restricciones. Si viajaba tenía que encontrar vuelos y luego hacer cuarentena. Lo único malo es no poder ver a mi esposa, aunque llevamos 10 años de casados y ya hemos pasado varios meses sin vernos por irme a jugar a otros países, pero hoy sabemos que no hay otra opción”.

Desde el día que se suspendió el Campeonato Uruguayo hasta hoy, la vida del húngaro no cambió tanto como la gente se lo imagina. Estar lejos de su familia y los amigos no es impedimento para disfrutar del momento. “Aquí estoy llevando muy bien la cuarentena. Solo salgo para entrenar y para ir al supermercado. Me estoy preparando para estar listo cuando nos toque volver a entrenar todos juntos en Peñarol”, dijo.

Krisztián Vadócz. Foto: Francisco Flores.
Krisztián Vadócz jugando con la camiseta de Peñarol en Uruguay. Foto: Francisco Flores.

Pero los días de Krisztián Vadócz en Montevideo no solo tienen las sesiones de entrenamiento. El húngaro le dedica muchas horas a sus emprendimientos fuera del fútbol: “Tengo algunas empresas en Hungría y otro negocio en Hong Kong que ahora está totalmente parado por la pandemia, pero nos estamos proyectando a futuro. También tengo algunas casas y apartamentos en alquiler. Son cosas que hago para pasar mi tiempo y libre y además para tener algo cuando termine mi carrera como futbolista”.

Muchos abrieron un signo de interrogación tras la llegada de Vadócz a Peñarol pero el volante de 34 años respondió con creces hasta el momento. Desde que ingresó a los 63’ del partido contra Cerro en la primera fecha del Torneo Apertura, no salió más.

“Encontré varias diferencias respecto a Europa, donde el fútbol es más ordenado tácticamente y de mucha posesión. Acá es fútbol puro, de instintos y por lo poco que he visto hasta ahora, es una liga ideal para que los jóvenes con talento puedan superarse día a día y aprender cosas para luego emigrar. Eso me hace sentir más joven a mí también”, explicó.

Acerca de su rendimiento hasta ahora, Vadócz remarcó que “siento que puedo dar una mano en el equipo y ahora mi función es darle equilibrio al juego porque veo que a todos les gusta atacar e ir para adelante. A mi también. Pero un equipo tiene que tener balance y hay que estar preparado para perder la pelota y jugar sin ella en algún momento. Me gusta mucho atacar, pero primero debemos lograr una estabilidad”.

Krisztián Vadócz disfruta de Montevideo, pero aseguró no estar de paseo. Foto: Leonardo Mainé.
Krisztián Vadócz disfruta de Montevideo, pero aseguró no estar de paseo. Foto: Leonardo Mainé.

Mientras el fútbol todavía no tiene fecha de regreso, el húngaro sigue entrenando y ayer lo hizo a las 6:00 de la mañana para luego aprovechar el día con sus empresas, aunque se extraña la música del vestuario y así lo reconoció: “Yo no soy de escuchar música, no tengo preferencias, pero desde que llegué ‘Eze’ Busquets me pasaba a buscar y escuchábamos canciones como ‘Delincuente’, ‘Callaita’, ‘Fantasía’. Están muy buenas y también veo que la gente escucha mucho eso en la Rambla o en la playa”.

Conocer Montevideo aún es una asignatura pendiente aunque ya fue a la Plaza Independencia, probó el asado que le gustó y el mate: “’Tito’ me ofreció el suyo, pero no me gusta, tengo otras costumbres. Soy más de tomar agua o jugo. Tampoco tomo alcohol. No me gusta. Intento comer siempre muy sano y acá en Uruguay empecé a comer mucho boniato porque me lo incluyeron en la dieta y es algo que me gustó mucho”, dijo.

Cuando vuelva el fútbol, el desafío de Krisztián Vadócz será seguir demostrando su nivel en Peñarol y ayudar al equipo a cumplir los objetivos de una temporada que recién había comenzado antes del parate: “No vine de paseo. Yo no estoy acá para descubrir Montevideo, aunque sí me gustaría (risas). Estoy acá para jugar al fútbol y salir campeón con Peñarol. Me gusta mucho estar en un club grande con una hinchada maravillosa que exige resultados. Tenemos la obligación de ganar siempre y eso me encanta”.

URUGUAYOS

"Rifle" Pandiani, Guichón Forlán y... ¡Suárez!

A lo largo de su extensa carrera, Kristián Vadócz compartió plantel con tres uruguayos y ellos fueron Walter Pandiani, Facundo Guichón y Diego Forlán. Todos tienen algo en común: Peñarol.

“El ‘Rifle’ llegaba a entrenar con su termo y mate, al principio pensé que era un español más, porque hablaba igual al resto, pero después vi que no, que había cosas diferentes y que el castellano de Uruguay no es igual al de España y lo confirmé con Xisco cuando vine a Montevideo”, contó el húngaro que hace poco recordó que tras su paso por el fútbol de Países Bajos, enfrentó a Luis Suárez: “Él estaba en Ajax y yo en Nijmegen. Recuerdo que entró en el segundo tiempo y me tocó marcarlo. Nunca iba a saber que ese muchacho era Luis Suárez y que hoy estaría jugando en Barcelona porque cuando estás en la cancha no analizás si un rival puede triunfar o no en el fútbol, pero eso habla de la calidad que tienen los jugadores uruguayos”.

Krisztián Vadócz junto a Walter Pandiani en el Osasuna. Foto: Listin Diario.
Krisztián Vadócz junto a Walter Pandiani en el Osasuna. Foto: Listin Diario.

Y hablando de calidad, Vadócz demostró la suya en el poco tiempo que lleva en Peñarol (jugó cinco partidos), pero dejó en claro que “ya vieron cómo juego y no me mandaron para Hungría (risas). Eso me da alegría, pero sé que tengo que seguir mejorando para aportarle al equipo y ser mejores. Peñarol es un club con mucha historia y siempre la exigencia es ganar. Esa mentalidad es la que tuve en toda mi carrera y por eso estoy acá, para dejarle algo positivo al equipo”.

la carrera

Jugó en 13 equipos de 11 países diferentes

“Mi valija siempre está armada”, cuenta Krisztián Vadócz, quien a sus 34 años ya vistió 13 camisetas de equipos de 11 países distintos.

A los 6 años, el profesor de fútbol de su colegio era entrenador de las formativas del Honvéd de Budapest y lo invitó a ir a jugar: “Llegué al club y no me fui más. Siempre quería estar jugando al fútbol, fue mi sueño y lo pude cumplir. Hasta los 17 me formé y luego pasé al primer equipo. Después vino todo lo demás y nunca imaginé que se iban a dar todas estas cosas de tener las valijas al lado mío porque he estado yendo de un lado a otro jugando y eso me encanta. Me encanta jugar al fútbol y soy como un niño chico cada vez que salgo a la cancha, pero sabiendo de mis responsabilidades”.

Diego Forlán y Krisztian Vadocz con la camiseta del Kitchee. Foto: Kitchee.
Diego Forlán y Krisztian Vadocz con la camiseta del Kitchee de Hong Kong. Foto: Kitchee.

Krisztián se formó en Honvéd y allí debutó en Primera División. Luego se fue al Auxerre de Francia, pasó por Motherwell de Escocia, Nijmegen de Países Bajos, Osasuna de España, Odense de Dinamarca, Pune City de India, Grasshopper de Suiza, Deportivo Alavés, Perth Glory de Australia, Mumbai City de India, Kitchee de Hong Kong y hoy está en Peñarol.

“Me encanta jugar al fútbol y quiero seguir disfrutando de este largo viaje porque ojo, aún me quedan muchas cosas por vivir”, contó.

En su posición han jugado grandes futbolistas a lo largo de toda la historia, pero el húngaro no tiene ídolos ni referentes: “Me gusta ver el fútbol y analizarlo. A veces puedo mirar seis partidos en un día y a veces pueden pasar muchos días sin que mire uno”, dijo Vadócz agregando que “vi muy buenos jugadores y cuando los enfrento los felicito porque somos unos privilegiados de poder hacer lo que más nos gusta que es jugar al fútbol”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados