INGLATERRA

Kane le dio el clásico al Tottenham

Con un tanto del delantero, los Spurs superaron al Arsenal por mínima diferencia y siguen dando pelea en lo alto de la tabla.

El Tottenham Hotspur, gracias a un solitario tanto del delantero inglés Harry Kane, se llevó este sábado el derbi del norte de Londres número 182 tras derrotar en Wembley a un insulso Arsenal (1-0), que ve cada vez más lejos la posibilidad de disputar la Champions League de la próxima temporada.

Tanto Mauricio Pochettino como Arsene Wenger habían hecho hincapié en la previa en la importancia de llevarse hoy los tres puntos, no sólo por la conocida rivalidad entre 'Spurs' y 'Gunners', sino también porque el perdedor se complicaría su presencia en la máxima competición continental el curso que viene.

Ante 83.222 espectadores, récord de asistencia en la Premier League, el Tottenham se acabó llevando un triunfo tan sufrido como merecido y se colocó temporalmente tercero en la tabla, con 52 puntos.

El Arsenal, por su parte, mantiene su nefasta forma fuera el Emirates Stadium y es sexto en la clasificación, con 45 puntos, y con un partido más que el Chelsea, que acumula 50 unidades y juega el lunes en casa contra el West Bromwich.

Los primeros 45 minutos fueron flojos, con el Tottenham llevando el peso del partido y los visitantes replegándose bien atrás para intentar cazar alguna contra del velocísimo Auba. El coreano Son, que fue de más a menos en el choque, era el único que parecía capaz de perforar el entramado defensivo del equipo 'Gunner'.

La única ocasión con ligero peligro en la primera mitad la tuvo Kane -¿quién sino?- a los 26 minutos, con un remate de cabeza en el área pequeña a centro de Eriksen que incomprensiblemente se marchó por encima del travesaño.

Marró su primer testarazo pero no el segundo. En el minuto 49, sólo cuatro después de volver de vestuarios, el '10' consiguió derribar la férrea barrera defensiva de sus vecinos y subir el 1-0 al electrónico de Wembley. El punta inglés superó en el salto a Koscielny y remató, impecable, un milimétrico centro desde la izquierda de Davies y alojó la redonda en el fondo de la portería de Cech.

Los de Pochettino estuvieron a centímetros de dejar el choque visto para sentencia instantes después, cuando, en una jugada calcada, aunque esta vez con un centro de Trippier desde la derecha, Kane se sacó un testarazo que pasó lamiendo el palo de Cech.

No daban tregua los 'Spurs' ante unos 'Gunners' totalmente avasallados, noqueados y sin respuesta, que se pudieron haber llevado un saco de goles de Wembley de no ser por Cech.

El portero checo se resarció de su error hace dos semanas en Swansea y repelió todas las aproximaciones de los de casa. Primero rechazó como pudo una volea desde la frontal de Kane y más tarde sacó dos manos salvadoras a disparos a bocajarro de Lamela -acababa de ingresar- y Trippier.

Entre medias, el único lanzamiento a puerta de los de Wenger, invisibles y totalmente superados en el segundo tiempo. En el minuto 67 fue Wilshere el que probó a Lloris con un disparo desde el balcón del área que el portero francés atrapó fácil.

Los cambios del estratega francés no despertaron a los suyos y ni Lacazette, que entró por Mkhitaryan, ni Iwobi, que reemplazó a Elneny, lograron cambiar la suerte del encuentro.

Pese a las innumerables ocasiones de los de casa, y al susto final de Lacazette, quien, con el tiempo cumplido, le ganó la espalda a Davinson y disparó fuera, el marcador no se volvió a mover y el Tottenham se llevó una importante y merecida victoria que lo coloca momentáneamente tercero en la tabla y condena, salvo milagro, al Arsenal a disputar la Europa League la temporada que viene.

Foto: EFE
Foto: EFE
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)