FÚTBOL

Julio César Franzini, presidente campeón

Adiós al hombre que llevó a Defensor al título en 1976.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Julio César Franzini

Defensor jugará a ganar campeonatos en 1976…". La frase, título de una entrevista que le realizara El País el 13 de noviembre de 1975, era un recuerdo que Julio César Franzini conservaba, enmarcado, en su casa. Franzini, contraalmirante (constitucionalista) retirado e ingeniero, expresidente de Defensor y de la Asociación Uruguaya de Fútbol fallecido el jueves, pasó a la historia como el hombre que llevó a su club a romper un monopolio en el fútbol uruguayo. Y esa proeza no fue casualidad, sino el resultado de un plan trazado varios años antes.

Cholo, como todo el mundo lo conocía, era el mayor de los hijos varones de Luis Franzini, el patriarca violeta. En su casa aprendió a amar esos colores y a seguir la política de independencia deportiva y fortalecimiento institucional que su padre había desarrollado. En la década de 1960, tras el fallecimiento de Luis Franzini, fue asumiendo posiciones cada vez de mayor responsabilidad en el club, hasta la presidencia en 1967.

Le llevó otros nueve años llegar a la cumbre, con una tarea paciente que tuvo como prioridad la estabilidad económica. Una de las decisiones clave fue la contratación en 1971 de un director técnico sagaz, revolucionario, aunque al principio también incomprendido, llamado José Ricardo de León. Hubo otra decisión, menos recordada: defenderlo cuando los resultados no se dieron ese año: la votación para cesarlo quedó empatada en la directiva y el sufragio doble de Franzini como presidente respaldó al Profesor, que desarrollaría una campaña muy destacada en 1972

En 1975, Defensor amplió su estadio, comenzó a instalarle iluminación artificial y, en palabras de su presidente, se declaró listo para ser campeón. El regreso de de León, también de algunos "veteranos" de 1972 y la contratación de Luis Cubilla fueron los últimos, decisivos pasos para el Campeonato Uruguayo 76.

El fútbol también lo recuerda por su actuación como presidente de la AUF en 1987 y 1988. Como tantos de sus antecesores y sucesores, le tocó administrar un sinfín de problemas, aunque también eligió a Oscar Tabárez como técnico de la Selección uruguaya.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)