EL ANÁLISIS - lUIS EDUARDO INZAURRALDE

A jugar con los pies...y la cabeza

La historia reciente de los clásicos de verano, la que se desarrolló en forma ininterrumpida desde 2004, dice que Nacional ganó siete partidos, Peñarol tres y empataron siete que se resolvieron por penales, con cinco triunfos para Nacional y dos para Peñarol.

Los números reflejan que fue el tricolor el que más disfrutó estos choques que se juegan con un ritmo impropio y una expectativa desmedida por tratarse de partidos que se desarrollan en la primera o segunda semana de entrenamiento.

Sin embargo, también hay una realidad indisimulable: el que más lo padeció fue el propio equipo albo, cuando en los dos últimos años, Bava, “Nacho” González, Arismendi, Burián, Torres y “Morro” García, quedaron involucrados en episodios de violencia, que derivaron a la Justicia y a sanciones que afectaron a los albos.

Peñarol lo sufrió con jugadores de menor influencia en el equipo.De cara al comienzo de los partidos de verano bien vale que los protagonistas hagan una pausa para reflexionar y que todos, más allá de que es difícil manejar las emociones, le den a estos partidos el lugar que tienen... si no lo quieren sufrir el resto del año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)