COPA LIBERTADORES

Jugar en casa, un karma

Nacional perdió su tercer partido de cuatro que disputó de local en esta Copa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Gerardo Pérez

El Gran Parque Central no le ha regalado a Nacional grandes triunfos en esta edición de la Copa Libertadores y eso quedó confirmado anoche en otro duro partido ante un rival que no llegaba en las mejores condiciones.

Botafogo vino a jugar al escenario tricolor con una idea clara, conocida y estudiada por el cuerpo técnico encabezado por Martín Lasarte, quien le hizo frente a bajas sumamente importantes en el equipo como Rodrigo Aguirre, el goleador, y Diego Arismendi, una pieza clave para los esquemas del entrenador.

Así y todo, Nacional salió decidido a ser protagonista y lo consiguió, pero la mala suerte, un grosero error arbitral y un descuido defensivo con fortuna para Joao Paulo a la hora de convertir, le impidieron al tricolor quedarse con una victoria.

HISTORIA REPETIDA. En lo que va de la edición 2017 de la Copa Libertadores de América, Nacional lleva jugados cuatro partidos como local con tres derrotas y una sola victoria.

El 15 de marzo, el tricolor recibió a Zulia en un partido que tuvo similares características al de anoche.

El equipo de Martín Lasarte fue protagonista, dispuso de las mejores situaciones como para convertir a lo largo de los 90’ de juego, pero fueron los venezolanos los que anotaron en el primer tiempo, se defendieron y tuvieron una importante cuota de suerte para quedarse con tres puntos.

El segundo encuentro que los tricolores jugaron en su casa fue el 27 de abril frente a Chapecoense, al que goleó 3-0 en una de las mejores presentaciones del equipo en lo que va de la temporada.

Luego, Nacional recibió a Lanús el 23 de mayo en la última fecha del Grupo 7 de la Copa Libertadores y el granate fue el que se quedó con la victoria por 1 a 0, lo que le permitió avanzar como primero rumbo a los octavos de final del certamen continental.

Sin lugar a dudas que este equipo, a pesar de jugar con el aliento de toda su gente, no se siente bien siendo local, pero también los rivales hicieron lo suyo para que eso pasara.

Anoche, Botafogo fue tan oportunista como efectivo en ofensiva y sólido en la zona defensiva para quedarse con un triunfo que le devolvió la sonrisa a un equipo que venía mal, con rumbo desconocido.

Nacional, error arbitral mediante y falto de ese puntillazo final en ofensiva, no pudo hacerse fuerte en su casa y ahora deberá viajar a Río de Janeiro con desventaja. Pero la serie no está cerrada y si hay algo que este equipo sabe es jugar de visitante (lleva nueve sin perder afuera). Solo tendrá que demostrarlo otra vez.

Cortó un racha adversa.

Botafogo no llegaba en las mejores condiciones al partido de anoche frente a Nacional, pero se repuso y consiguió un gran triunfo.

El equipo dirigido por Jair Ventura venía de tres derrotas consecutivas, dos por el Brasileirao (está en la décima ubicación) y una por Copa de Brasil, y jugando como visitante no solo volvió al triunfo, sino que además cortó una racha de 336’ sin convertir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados