OJO CRÍTICO

Jugar así en Colombia no está nada bien

Quizás haya ser humanos que puedan ser inmunes a los hechos que ocurren a su alrededor. A lo mejor para algunos no hay factores externos que alteren su postura habitual. Pero no es anormal agobiarse por un estado de situación complicado, ni dejarse arrastrar por los temores que se pueden vivir por un clima enrarecido. Turbio.

EDWARD PIÑÓN

Jugar al fútbol en Colombia, en medio de una ola de inestabilidad social, no es ni sencillo ni apropiado. No está nada bien. Y hasta la propia Conmebol lo había entendido cuando modificó algunos partidos que se iban a disputar el país cafetero. Lo que llamó la atención es que luego le errara feo al aprobar otras contiendas.

Considerando, también, que Nacional debió medir mejor el costo que podía tener una determinación de no presentarse a jugar el partido ante Atlético Nacional, para no tener que meter la marcha atrás como finalmente ocurrió, lo que es innegable es que a los verdolagas paisas se les extravió por el camino los conceptos de solidaridad y deportividad. Y hasta les importó un comino si sus colegas futbolistas podían estar viviendo circunstancias complicadas.

De hecho, hasta se negaron de forme explícita a colaborar con sus pares.
Por todo esto, jugar en Colombia así no está nada bien.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados