ESPAÑA

Jugadores que fueron detenidos por arreglo de partidos extorsionaron a Rolan

El uruguayo alquilaba una casa que era propiedad de Rául Bravo, uno de los cabecillas de la trama.

Diego Rolan en la presentación en su nuevo club, el Leganés de España. Foto: EFE.
Diego Rolan cuando fue presentado en el Leganés. Foto: EFE.

Los exfutbolistas españoles Raúl Bravo y Carlos Aranda, que días atrás fueron detenidos en el marco de una investigación sobre arreglo de partidos, extorsionaron al uruguayo Diego Rolan durante su paso por el Leganés en el segundo semestre de 2018.

Según una investigación del diario español As, el delantero charrúa vivía en una casa que le alquilaba a Bravo y le debía 7 mil euros. Fue así que los españoles, que se conocieron cuando formaban parte de la cantera del Real Madrid, viajaron de Málaga a la capital a principios de enero para extorsionarlo, utilizando como intermediario a su compañero de equipo, el mediocampista Recio.

As accedió a una conversación telefónica entre Aranda y Recio, en la que el exjugador le pide al del Leganés que avise a Rolan que irán a cobrar su deuda.

Carlos Aranda, detenido por arreglo de partidos. Foto: Marca.
Carlos Aranda, detenido por arreglo de partidos. Foto: Marca.

Durante la conversación, Recio demuestra estar al tanto de que Rolan alquila una casa a Bravo y critica la supuesta falta de compromiso del uruguayo con los entrenamientos. "Es muy gracioso, muy buen chaval, pero no va a entrenar, viene borracho oliendo a whisky que no veas", comenta.

Durante la charla, Aranda le pide a Recio que "cuando mañana le veas en el entrenamiento dile que he venido yo con Raúl para ir a verlo a su casa", a lo que el volante le pregunta cuánto debe. "7.000 euros de luz y agua. No los paga hasta que yo lo coja mañana", responde.

"Se ve que no tiene nada para irse a ningún lado y está viviendo aquí en Madrid, el cara dura. está todo el día por ahí de fiesta", afirma Recio.

Aranda le comenta que "no es mal jugador" y Recio le responde que "tiene mucha calidad pero es de mentira". "Pero ni entrena ni nada", pregunta el exjugador. "Que va. Entrenando, a lo mejor... Lleva tres días de cagalera, pero la semana pasada apareció borracho perdido", responde el jugador del Leganés.

La conversación finaliza con Aranda diciéndole a Recio que le "meta el rollo" de que lo llamó "mosqueado". "Dile, 'déjate de tonterías con este que al final te vas a tener problemas'", añade.

A los pocos días de esa conversación entre Aranda y Recio, Rolan, que no estaba teniendo minutos en el Leganés, dejó el club y pasó a jugar al Deportivo Alavés.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)