Ribaír RODRÍGUEZ

Un jugador con estirpe

Gerardo Pelusso lo ascendió en Danubio y ahí comenzó la carrera del volante que llegará a Nacional.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Boca. Bianchi lo vio en Siena y se lo llevó a los xeneizes.

Es uno de los futbolistas que más me impresionó en mi carrera". Así definió Gerardo Pelusso a Ribaír Rodríguez, volante central que llegará a Nacional en las próximas horas para sumarse al plantel de Álvaro Gutiérrez.

En 2004, cuando apenas tenía 16 años, Ribaír fue ascendido al primer equipo de Danubio junto a otros cuatro futbolistas: Cristhian Stuani, Sergio Rodríguez, Jorge García y Walter Gargano.

"En esa pretemporada se nos habían ido varios jugadores a una selección juvenil y le pedí al Cholo Silva que me trajera a cinco de las inferiores. Entre todos esos nenes estaba Ribaír", recordó Pelusso, que en ese 2004 llevó a Danubio al título de campeón uruguayo luego de 16 años.

Para Pelusso, Ribaír "sorprendió con 16 años. Era algo increíble porque jugaba muy fuerte siendo tan chico de edad, aunque siempre fue un futbolista de un gran físico".

Rodríguez fue ascendido como volante central, pero dio una mano en el lateral derecho. "Lo puse en esa zona y jugó todo el Torneo Clasificatorio ahí. Ganamos ese campeonato con tres fechas de anticipación", contó el exentrenador de la franja.

Pelusso definió al jugador adentro de la cancha y dijo que "siempre tuvo unas condiciones físicas extraordinarias y una gran potencia para jugar de volante o defensa".

También hizo referencia a la personalidad de Ribaír y remarcó que "nunca tuve que decirle absolutamente nada, siempre fue muy maduro, guapo y afrontó la responsabilidad de ser titular en Primera División siendo muy chico". En su momento, Pelusso lo denominó como el "Patrick Vieira del fútbol uruguayo".

En 2009, Tigre se llevó a Ribaír Rodríguez, que luego pasó a Belgrano de Córdoba, donde fue apodado el "León Uruguayo" y consiguió la histórica victoria ante River Plate en la Promoción de 2011. Tras ese triunfo en el que fue gran figura, el uruguayo inmortalizó la frase "ascendió Belgrano; no descendió River". Luego se marchó a Italia en 2012 para jugar en el Siena. Lo vio Carlos Bianchi y se lo llevó a Boca, club en el que estuvo hasta fines de 2013. Con contrato vigente en Santos Laguna, Ribair Rodríguez llegará a Nacional.

Pelusso, quien conoce bien al jugador y también al club, sentenció que "no tengo dudas de que le va a ir muy bien y es una muy buena contratación que está haciendo Nacional".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º