Juventud

El juez supremo

Juventud es el fiel de la balanza que carga con el peso de los sentimientos de la mayor parte del fútbol uruguayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Giordano. Foto: Darwin Borrelli

Los hinchas de Peñarol ruegan para que Juventud, el último rival de los aurinegros en su sufrida peregrinación hacia el título del Torneo Apertura sea el equipo que ganó solo dos partidos —y empató otros tantos— de los nueve que jugó tras su eliminación por penales de la Copa Sudamericana.

"Es motivante, pero hay que manejarlo como lo que es, con equilibrio e inteligencia, para que el equipo pueda rendir acorde a las circunstancias", reflexiona Jorge Giordano, el entrenador floridense que hace 25 meses que asumió el cargo y, a la vez que recuerda que en el Torneo Apertura 2013 "empatamos contra el Peñarol de Goncalves, que justo venía de ganar el clásico", precisa que "yo tengo contrato hasta junio de 2016 y una de las virtudes que tiene el club es que ha sido sumamente respetuoso, algo por lo cual le voy a estar siempre agradecido, porque en los momentos difíciles nos ha dado confianza, pero…es obvio: diciembre es un mes tradicional de evaluaciones, hasta familiares".

Los hinchas de Nacional, a su vez, como los de Cerro, ruegan para que Juventud vuelva a ser el que salió 6° en el Uruguayo pasado y escribió el histórico jalón para el club de disputar su primera competencia internacional: la Copa Sudamericana; es más, aún: se ilusionan con que confirme la reacción experimentada el domingo pasado, cuando le ganó a Racing, que hacía siete partidos que no perdía con nadie.

"Nosotros también precisamos puntos. Juventud está en una situación que, si logra los tres puntos, con 18 en el Torneo Apertura, sumado a lo de la histórica incursión en Copa Sudamericana, para mí sería una buena campaña; pero si no los logra, queda con un puntaje que no es bueno y en el Torneo Clausura va a tener que seguir luchando, sin tanta tranquilidad como si los gana. Estos tres puntos, pues, son importantes".

Puede que sea injusto, pero es la realidad: Juventud cambió su historia, fue —junto con Defensor Sporting— uno de los dos cuadros chicos que luego de la temprana eliminación de Nacional siguieron marcando la presencia del fútbol uruguayo en la Copa Sudamericana, pero nunca concitó la atención popular como en los días actuales.

"No sé, si llamarlo así: que Juventud es el juez del campeonato; pero el tiempo nos puso en este lugar, de que el resultado va a marcar muchas cosas, y si tenemos uno favorable, le habremos quitado la ilusión a Peñarol y eso, para nosotros, sinceramente, es secundario: nosotros tenemos un compromiso con Juventud y todos los domingos tenemos que tratar de ganar los partidos para sacarlo adelante. Igual, yo entiendo. Es lógico. Los grandes son los que acaparan la atención del público y la prensa, y nos toca a nosotros, en la última fecha, encarar el partido con Peñarol, donde se juegan cosas importantes. Veremos cómo podemos cuerpearlo. A los jugadores jóvenes les digo lo de siempre: hay que tener mucho cuidado con lo que se declara, porque a veces las cosas que se dicen no tienen solución".

Giordano, que en la campaña de la Sudamericana enviaba a los celulares de cada uno de sus jugadores imágenes con jugadas de los futbolistas que serían sus rivales más directos en la cancha, llega desde VTV, en donde levantó un video con todo lo que le interesa conocer sobre Peñarol, al que no tiene empacho en definir como adversario.

"Una de las funciones del entrenador es estudiar al rival y, obviamente, todos los equipos tenemos fortalezas y debilidades; así que estamos trabajando sobre las de Peñarol para tratar de contrarrestarlas y de explotarlas".

Los hinchas de Peñarol, Nacional y Cerro ruegan, todos a la vez, pero por separado; aunque todos con la mente puesta en Juventud, al igual que el resto del espectro del fútbol uruguayo. Puede que resulte injusto con el equipo pedrense, al menos este año; pero es la realidad, y Giordano sólo trata de manejarla con una herramienta: el trabajo diario.

"¿Si Juventud puede ganarle o empatarle a Peñarol? "Sí, y lo digo con el mayor de los respetos. Si mantiene el rendimiento que ha tenido desde el partido con Fénix, tiene con qué ganarle. Creo que los primeros minutos van a ser tremendos, pero puede jugar a nuestro favor el nerviosismo que le puede transmitir la gente de Peñarol a su equipo si el partido se hace cerrado. A nosotros nos conviene que se haga un partido largo. ¿El fuerte de Peñarol? La de todo cuadro grande: el plus que da la jerarquía de sus individualidades; y no una, ¡eh! ¡Varias!

Puede que sea injusto, pero es real: Juventud es el juez supremo de la definición del Torneo Apertura; y esa brecha entre justicia e injusticia, en este caso no es un juego de palabras.

"¿Con qué nos ganaron? ¿Fueron superiores? No, pero ¡marchaste!".

En el marco de la actividad del fútbol uruguayo local hay una referencia inevitable para sacar la conclusión si Juventud puede amargarle o no la tarde a Peñarol el próximo domingo en el Centenario: Nacional, el otro grande.

En ese sentido, entonces, no está de más recordar que los tricolores le ganaron a Juventud por 3 a 2, en el contexto de un trámite emotivo y cambiante, que Giordano recordó diciendo que "el partido que perdimos con Nacional nos faltó poquito para empatarlo. De esos partidos tuvimos muchos. Lo que pasa es que en el fútbol la toma de decisiones es clave, porque después todos los análisis se hacen en base a los resultados: el errar un gol y que a uno le conviertan uno, incide muchísimo en el fútbol uruguayo, porque es muy parejo; y nosotros, contra Nacional y en otros partidos, tuvimos momentos en los que no pudimos definir y cada vez que nos llegaban era gol…vos te preguntabas: ¿con qué nos ganaron? ¿Fueron tan superiores? No, pero…¡marchaste! Ahí es donde hay que callarse la boca y seguir trabajando en el día a día para revertir lo que estápasando".

Es lo que hizo Juventud, según Giordano, pues luego de aquella derrota con Nacional vino la eliminación de la Sudamericana. "Nos costó, pero aquello de antes del partido con Nacional se fue retomando y el equipo lo mostró en el primer tiempo contra Racing, Tiene de nuevo los viejos argumentos, los que nos llevaron a jugar la Copa".

"El gol es muy difícil de hacer... en todas partes".

En cierta medida, hay una idea generalizada —y acaso idealizada— acerca del potencial de Juventud; por haber salido 6° en la Tabla Anual del Uruguayo pasado, y también por la consecuencia directa de aquella muy buena campaña: "Con aquel equipo clasificamos a la Copa Sudamericana, pero después hubo que recomponerlo, sin hacer locuras, ya que el presupuesto había que seguirlo cuidando; y se fueron Matías Pérez, "Lolo" Cabrera, Latorre, Eroza, Viega y Palacios: perdimos 21 goles, y el gol es muy difícil de hacer… en Uruguay y en todas partes".

Sacudón.

La primera página de la historia internacional de Juventud, entonces, llegó en ese marco, y el equipo la escribió con dignidad, al extremo de que quedó afuera en segunda fase, por penales, luego de haber cosechado un triunfo, una derrota y dos empates: "No ya el equipo, la institución tuvo un sacudón grande por todo lo que vivió en tan poco tiempo, y eso tuvimos que canalizarlo como aprendizaje. Había futbolistas que nunca habían jugado a nivel internacional, que no habían tenido viajes…cuando todo eso termina, hubo un afloje; que no es que no se haya previsto o no se haya trabajado: se hizo todo lo posible, pero era natural que el rendimiento bajara. Teníamos una muy buena condición física, pero estábamos muy golpeados, lo de la doble competencia no influyó en que el equipo corriera más o corriera menos; lo que pasa es que, como en cualquier situación de la vida, está de por medio el estado anímico, que influye hasta en forma inconciente. Por eso, una vez que quedó eliminado de la Copa Sudamericana, el equipo quedó muy golpeado".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)