Peñarol

Como en el Juego de la Oca

Lo de Guillermo retrocedió cuatro casilleros, pero volvió a adelantarlos y, ahora, se haría.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rodríguez. La llegada del zaguero a Peñarol serpentea entre el se arregla y no se arregla. Foto: Nicolás Pereyra

Como en el Juego de la Oca. O como en el Ludo. Durante la jornada de ayer Guillermo Rodríguez se alejó de Peñarol y luego volvió a acercarse. Tanto que hay optimismo y seguramente el acuerdo pueda, finalmente, alcanzarse hoy.

"Retrocedió cuatro casilleros", afirmó una importante fuente aurinegra ayer a mediodía, cuando las diferencias económicas habían vuelto a dificultar la negociación.

Pero en las primeras horas de la noche, esos cuatro casilleros que se habían retrecedido, se volvieron a recorrer.

Uno de los aspectos que trancaba la negociación, además de las diferencias económicas, era la cláusula de salida que el Grupo Bentancur, representante del zaguero, pretendía colocar en el contrato, que se firmaría por un año, para diciembre.

Esto fue considerado inadmisible por los aurinegros, dado que ya estamos prácticamente en octubre. Y como el futbolista lleva casi cuatro meses sin jugar, por más que hizo la pretemporada completa con Liverpool y se sigue entrenando a diario, en Peñarol no estaban de acuerdo en aceptar que se pusiera en forma en el club para luego volver a irse.

Así las cosas, el tema de una cláusula de salida para diciembre quedó por el camino. No se aceptó.

Empero, las negociaciones siguieron adelante porque los presididos por Juan Pedro Damiani están convencidos que Rodríguez, con exitoso pasado en el club, es el hombre ideal para ocupar el lugar dejado por Gonzalo Viera, quien partió hacia el fútbol catarí.

Sobre todo teniendo en cuenta que la defensa es el sector que más preocupa en el equipo de Bengoechea, que funciona mucho mejor de mitad de cancha hacia adelante.

En la zona defensiva hay dos zagueros consolidados, como el "Hormiga" Carlos Valdez y Emilio Mac Eachen, en quien el "Profesor" ha depositado toda su confianza. Pero también saben que si uno de los dos se lesiona el que lo sustituya debe tener credenciales para desempeñarse con solvencia y personalidad en el puesto. Sobre todo para jugar un partido importante como un clásico o un partido de Copa. Y son conscientes que Guillermo Rodríguez tiene esas credenciales porque ya fue Campeón Uruguayo con el club y jugó la final de la Libertadores en 2011.

Los mismos once con River.

Los aurinegros salieron ayer a la cancha a pesar de la lluvia. El técnico Pablo Bengoechea realizó un trabajo táctico con los defensas y volantes. De todas maneras, ya se sabe que los once hombres que enfrentarán a River Plate el domingo son los mimos que vienen de ganarle a Racing: Guruceaga, Aguirregaray, Valdez, Mac Eachen, Diogo, Píriz, Nández, Aguiar, Forlán, Zalayeta e Ifrán. Píriz, que recibió cinco puntos de sutura en una ceja entrena con normalidad y jugará ante River con una protección.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)