ARGENTINA

Otra joya de “Juanfer” Quintero

Rosario Central y River Plate empataron 1-1 anoche en el Gigante de Arroyito y Juan Fernando Quintero se despachó con otro golazo, tal como lo había hecho el domingo ante Racing.

Rosario Central y River Plate entregaron un partido extraordinario para completar la fecha 15 y ponerse al día en la Superliga. Fueron de un lado al otro y la emoción se sostuvo hasta el último momento. Más allá del 1 a 1 definitivo, las situaciones de gol se multiplicaron, sobre todo en los últimos diez minutos del duelo en el Gigante de Arroyito.

Los milagros del "no gol" pasaron de una área a la otra. Un palo, un travesaño, salvadas providenciales. El grito se ahogó en incontables oportunidades.

El empate fue justo porque River en su superioridad no supo o no pudo ganarlo y porque los de Bauza reaccionaron con intensidad y enjundia, y le generó las situaciones suficientes para ganarlo.

Aprendizaje para ambos, ya que Central pudo dar cuenta que puede dar más de su habitual aspecto de desorientación. Y de River, que tuvo todo pero falló en los metros finales, entregó fallas en defensa. Eso sí, propuso siempre y tiene una voracidad ofensiva envidiable.

Juan Fernando Quintero. Foto: @CARPOficial.
Juan Fernando Quintero. Foto: @CARPOficial.

Tal vez la diferencia, propia de detalles de la primera división, estuvo en los arcos. Ledesma hizo un partido casi perfecto y Armani, por debajo de lo que se espera de un arquero de primer nivel.

River jugó un primer tiempo de excepción. Si bien en los primeros veinte minutos cruzó golpes con un Central entonado, desde el gol de Quinteros, fue dueño absoluto. De hecho pudo definirlo y por goleada.

Pratto en el travesaño, dos definiciones de Borré, ambas defectuosas pero abajo del arco que por milagro no fue gol, y otro tiro libre de Juanfer que Ledesma tapó con maestría, fueron las oportunidades que River no transformó en gol.

Fue intenso el inicio, porque Central se le paró de igual a igual para que River no imponga condiciones. Zampedri a los diez tuvo la chance debajo del arco tras una buena combinación de Ortigoza y Molina, pero falló increíblemente.

A los 17, la zurda de oro de River hizo su aparición. A la salida de un corner, Juanfer metió "una comba" monumental para batir a Ledesma. De zurda, golazos y al ángulo, son la receta casi infalible. River tuvo confianza a pleno y hasta una cuota de autosuficiencia.

En la segunda parte, apenas 40 segundos le bastaron a Central para empatar tras un remate sencillo de Allione que Armani no pudo detener. Toda del arquero. Ledesma sostuvo una vez mas en un mano a mano brillante al ingresado Matías Suárez a los 16.

River siguió siendo el dueño estratégico y teritorial del partido. Pero la falta de justeza lo privó de sacar otra vez la diferencia. Así, en ese devenir Central se acomodó por momentos y hasta pudo pasar al frente con un cabezazo de Riaño que aprovechó otro quedo de Armani que tuvo una noche regular baja.

Riaño tuvo dos, Suárez en el palo. El final pudo ser para los dos. Camacho ante Armani, pegó en el travesaño.

El final fue tremendo. Como se dijo, Ledesma fue figura y Juanfer fue un partido de excepción.

Gallardo ganó el duelo táctico, el local tuvo personalidad. El partido mereció un ganador. El fútbol no quiso coronar a nadie.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)