FÚTBOL

Jóvenes que dan un salto no tan grande

Repasá cómo les fue a los menores de 20 años que fueron a grandes de Europa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Peñarol

De 2006 a esta parte y producto de las buenas actuaciones de las selecciones uruguayas juveniles bajo el proceso Tabárez, los chiquilines duran un abrir y cerrar de ojos en el fútbol uruguayo. Algunos, de hecho, ni siquiera llegan a debutar en Primera División y ya son transferidos al fútbol del Viejo Continente.

Los clubes grandes de Europa los adquieren, pero en muy pocos casos los terminan utilizando. Algunos llegan y se terminan de formar en el club, otros son cedidos a préstamo, pero muy pocos tienen protagonismo en la institución que los contrata.

Esta semana, el 22 de julio, Federico Valverde cumplirá la mayoría de edad y deberá sumarse al Real Madrid. Apenas 806 minutos en 13 partidos fue lo que pudo disfrutar el hincha de Peñarol a este jugador en el primer equipo. Fue campeón uruguayo y aunque no marcó, se robó los aplausos con algunas pinceladas en la mitad de la cancha impropias para un chico con edad de Cuarta División.

Ahora la pregunta es: ¿Cómo les fue a quienes fueron transferidos con una temporada en Primera a un grande de las principales Ligas de Europa? Salvo en el caso de "Josema" Giménez ninguno se ha podido asentar.

En España, Atlético de Madrid se llevó en 2008 a Leandro Cabrera con menos de un campeonato con Defensor Sporting, pero después de una temporada tomó otros rumbos y desde entonces ya pasó por cinco clubes.

En Italia, en 2008, y con solo un año en la Primera de Nacional, Milan se llevó a Mathías Cardacio, pero allí apenas jugó un partido. En 2012 la Roma adquirió a Nicolás López de Nacional (solo había jugado seis partidos), pero su estadía en el equipo apenas duró siete encuentros. Este mismo equipo, en 2015, se llevó a Kevin Méndez que ni siquiera había debutado en la Primera de Peñarol. Desde su llegada ha sido cedido. Diego Laxalt, después de 15 partidos en Defensor, fue al Inter pero nunca llegó ni a debutar.

En Inglaterra, en 2013, el Manchester United se llevó a Guillermo Varela, juvenil aurinegro. Jugó en Reserva de los "Diablos Rojos", fue cedido a la Reserva del Real Madrid y desde esta temporada volvió para sumarse al plantel principal. Alternando, ya disputó 11 encuentros.

Luis Suárez de Nacional al Groningen, Edinson Cavani de Danubio a Palermo o Martín Cáceres de Defensor al Villarreal, hicieron el camino a la inversa: llegaron a cuadros menores y llegaron a grandes.

VALVERDE Y UNA CARRERA ACELERADA.

Made in el CAR.

Llegó a Peñarol en 2012 en la sub 14 y con 17 años recién cumplidos fue ascendido al plantel principal por Pablo Benogechea. "Nunca vi un jugador de esa edad que entienda tanto el juego", dijo el "Profe".

Símbolo del proceso.

Valverde ha pasado, hasta el momento, por todas las categorías de la Celeste. Jugó en sub 15 y sub 17, donde disputó ambos Sudamericanos, y ahora está en la preparación de la sub 20.

Directo al Castilla.

Valverde llegará ahora para sumarse al plantel del Real Madrid Castilla (filial del conjunto "Merengue") con el objetivo de conseguir el ascenso a la Segunda División del fútbol español.

"JOSEMA", EL QUE ROMPE LA REGLA.

Lo anticipó Juan Ramón Carrasco en su breve estadía al frente de Danubio en 2012: “Este va a ser el futuro Paolo Montero del Uruguay”. ¿A quién se refería? A José María Giménez.

Una sola temporada, exactamente 16 partidos, y un subcampeonato del mudo con la selección Sub 20 le alcanzaron para armar las valijas y desembarcar en uno de los grandes del fútbol español: el Atlético Madrid.
“Josema” llegó y de inmediato Diego Simeone lo sumó al primer equipo como un relevo de la dupla Diego Godín-Miranda. Estuvo en un partido de la Liga que terminó ganando el Atlético luego de 18 años y presenció desde el banco la final de la Champions que su equipo terminó perdiendo en el alargue ante el Real Madrid.

Su buen presente, incluso, lo llevó a defender a la selección mayor en Eliminatorias y luego a ganarse un lugar en el Mundial de Brasil 2014.
Para la siguiente temporada, la 2014/2015, ahí sí Giménez comenzó a tener más protagonismo. Miranda fue transferido al Inter y el uruguayo saltó al campo para pararse junto al “Faraón”. Disputó 28 encuentros y marcó dos goles.

Ya en este último año, “Josema” volvió a ser clave dentro del esquema del “Cholo”. Jugó 37 partidos entre Liga, Copa del Rey y Champions, siendo su temporada con más encuentros, y marcó un gol.
Hoy, con 21 años, acumula en su currículum 67 partidos con la camiseta del “Colchonero” y protagoniza una de las novelas del mercado de pases de verano en Europa. El Real Madrid, archirrival del Atlético, maneja la posibilidad de depositar 65 millones de euros para hacer uso de su cláusula de rescisión y quedarse así con los servicios del defensor charrúa. ¿Aceptará?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)