EUROPA LEAGUE

El joven Max Taylor y la historia más inspiradora del año 2019

En enero de 2018 firmó su contrato profesional con el Manchester United, en agosto le detectaron un cáncer testicular y debió someterse a dos cirugías; este jueves puede debutar en la Europa League.

Max Taylor, el joven de Manchester que venció al cáncer
Max Taylor, el joven de Manchester que venció al cáncer. Fotos: The Sun.

El día: jueves 28 de noviembre de 2019. La hora: 12.50. El lugar: Astana Arena de Kazajistán. Es la jornada y también el estadio que puede pasar a formar parte de la gran historia humana del mundo del fútbol europeo de toda la temporada. Es que Max Taylor, un joven de 19 años, puede demostrar, al final de un año de lucha contra el cáncer, que es posible soñar.

No es ni por asomo uno de los nombres más reconocidos en el plantel que orienta el noruego Ole Gunnar Solskjaer, pero es un hecho que unos simples minutos en el campo de juego del partido que el Manchester United afrontará contra el Astana por la Europa League lo convertirá en la figura más inspiradora de todas.

Está en los “Red Devils” desde el año 2014 y todas las proyecciones que se hacían sobre sus bondades deportivas se detuvieron de forma abrupta en 2018, cuando le fue diagnosticado un cáncer testicular y debió someterse a dos cirugías.

"Siempre tuve la mentalidad de que no hay forma de que no viva después de esto", dijo Taylor al diario The Sun y agregó: “El mensaje que quiero transmitir a todos es que es posible, y es posible hacer más de lo que he hecho después de haber pasado por tal trauma. Es posible volver a donde quieras ir".

El defensor firmó su primer contrato profesional con el club de Old Trafford en enero de 2018, pero en agosto su mundo se puso patas arriba después de que un quiste en su testículo se volviera más grande.

"El quiste se había ido y el cáncer estaba realmente dentro del testículo, por lo que no hubiera podido sentirlo de todos modos, por lo que en realidad fue una bendición", dijo Taylor sobre esa exploración preventiva.

El testículo izquierdo de Taylor fue extirpado el 4 de octubre y una biopsia demostró que era el cáncer primario, pero una tomografía computarizada mostró que se había extendido a través del abdomen, los ganglios linfáticos en el abdomen y comenzó algunas manchas en los pulmones.

Por esa razón se procedió a realizar un intenso y agotador proceso de quimioterapia de nueve semanas, con un solo día que incluía hasta ocho horas de quimioterapia y cuatro horas de hidratación.

Ese tratamiento exigente eliminó el cáncer, pero se requirió más cirugía para extirpar los ganglios linfáticos inflamados: tres en el lado izquierdo y tres al lado de la aorta, incluido uno que se había introducido en la arteria principal llevando sangre del corazón.

Max Taylor después de superar una instancia muy difícil
Max Taylor después de superar una instancia muy difícil.

No fue hasta mayo que Taylor finalmente pudo regresar al campo de entrenamiento, pero el camino hacia la buena forma física fue más lento y más difícil de lo que él esperaba.

El jugador de 19 años tampoco olvidará nunca cuando el portugués José Mourinho se acercó a él en el campo de entrenamiento al comienzo de su batalla y le dijo: "No te preocupes por eso, estarás bien, eres un luchador ".

Minutos de fútbol ya tuvo. Pero con el equipo Sub 23 del United. En octubre salió del banco para jugar ante el Swansea y en noviembre cuando vencieron a Sunderland.

Ahora, integra el primer equipo que está en Kazajistán, preparándose para un partido de la Europa League y un posible debut con el plantel principal.

"El cáncer es algo que sucedió, pero no será por lo que la gente se acuerde de mí. No solo quiero ser futbolista; Quiero ser alguien a quien la gente admire por recaudar dinero para ayudar a otros'', remarcó Taylor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)