SUD AMÉRICA

Jorge Vivaldo sabe la verdad

“Peñarol se levanta a la mañana pensando en salir campeón y nosotros pensando en no descender”, dice.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Vivaldo

Termo y mate bien a la uruguaya. Bermudas, remera roja y paso firme y seguro. El entrenamiento de la mañana en la cancha del Club Naval había terminado hacía minutos. Pero Jorge Vivaldo ya estaba bañado y cambiado. Listo para dialogar. Directo, sin preámbulos. Y habla de Peñarol, y del triunfo logrado ante Nacional.

"Todos los partidos son distintos, más allá de que sean otros rivales, todos son de tres puntos, y nosotros necesitamos cada uno para no tener que sufrir. Siempre enfrentar a un grande es importante. Hoy Peñarol viene punteando el campeonato, seguramente vamos a jugar a estadio lleno, el partido va a ser televisado, todas esas cosas hacen que la atención y la predisposición del jugador sea otra. Me pasaba a mí también cuando enfrentábamos a Boca o a River. Son de esas semanas en las que no necesitás motivar al jugador. Lo que más tenés que hacer es trabajar en la atención, en estar preparados, concentrados", dice. Y agrega: "tenemos jugadores de experiencia y muchachos jóvenes, es un grupo mechado. Después del partido que hicimos ante Nacional yo creo que el jugador sabe que puede, ellos saben que pueden, estoy seguro que pueden. Pero para poder lograrlo tenés que estar concentrado en un 100 por ciento, en cuidar al máximo el margen de error. Sabés que ante un grande no te podés equivocar, porque cuando te equivocaste, marchaste. En eso uno tiene que estar y hablar. Tratar de mostrarle donde están las virtudes del rival y por donde consideramos que podemos llegar a lastimarlos".

Vivaldo se adaptó al medio. Y los jugadores a su idea. Se nota en la cancha. "Es un poco y un poco… uno trae una idea de juego y plasmarla. A ver: este campeonato argentino de treinta equipos ha cambiado. Está igual a éste. El anterior, por ahí, pasaba lo que pasa acá, los grandes estaban un poquito más separados. Por cuestiones de pesos, de infraestructura y demás. Hoy en día cualquier equipo uruguayo que esté punteando el torneo puede jugar en el campeonato argentino. Es así. Por ahí las diferencias están en la semana, en el día a día. Pero también acá hay una paz que allá no la tenés, por un lado se compensa. La materia prima es la misma, es buena en los dos lados, y por ahí el jugador uruguayo tiene ese plus que de sobreponerse a la adversidad. No creo que haya grandes diferencias. Uno se prepara y va. Vi Danubio y San Lorenzo y fue parejo, lo pierde en el detalle y ayer contra Corinthians fue lo mismo… y el sueldo de un solo jugador por ahí paga todo el presupuesto del otro… es muy loable lo que se hace".

El ex-arquero reconoce que pese a la diferencia entre grandes y chicos, "la verdad siempre la van a tener los jugadores. Lo que vos encontrás del otro lado es jerarquía. La jerarquía la tiene aquel que tiene una regularidad a lo largo de su carrera, que juega en clubes grandes a lo largo de su carrera. Y eso es difícil de equiparar. El jugador que nunca llega a esos puestos de elite, tiene buenos partidos. Acá tengo jugadores que van camino a ser jugadores de jerarquía. Ver hoy a Fede Gallego triunfar en Argentinos Juniors es una alegría. Ese tiene que ser un incentivo para los chicos de acá. Hay potencial, eso está claro. Uno ve a Maureen Franco a sus 31 años con un cambio que le ha servido, ve a Pellejero con 38, a Edgar Martínez con 35, tipos que se esfuerzan, y entrenan, son ejemplo para los chicos que llegan pidiendo pista. Pero todo saben que tenemos una realidad, una verdad con la que convivimos, Peñarol se levanta a la mañana pensando en salir campeón, y nosotros nos levantamos todos los días en tratar de no tener problemas por el descenso. Hasta que no peleemos por otra cosa, la única verdad es la realidad. Vamos a enfrentar a un gran equipo, y vuelvo a lo de la jerarquía, a Pacheco, al "Japo" al fútbol de Aguiar, al manual con el que juega Zalayeta... yo que sé...", dice con pleno conocimiento del rival.

"Acá me siento uno más, ya estoy totalmente adaptado, uruguayizado. Y también el lugar ¿no?. Uruguay es un país hermoso, Montevideo es una ciudad maravillosa, estoy bárbaro, muy contento. Hoy ya conozco el fútbol, conozco los jugadores a muchos entrenadores, me siento parte del fútbol uruguayo". Y lo es, claro.

"La campaña de atenas nos obliga".

Entre hoy y mañana Vivaldo va a definir el once titular para jugar ante Peñarol. "Argachá y Maureen Franco van a volver, eso es seguro, lo que no tengo claro es si vamos a instrumentar alguna variante más", dijo el argentino.

"Vuelven argachá y franco".

"Competimos contra El Tanque, Juventud, Fénix, la gran campaña de Atenas nos obligó a todos. Cerro es duro, y Tacuarembó allá es durísimo… Lo que no nos puede pasar es ganarle a un grande y después perder en casa", dijo el DT.

Los árbitros

"Mi hijo dijo que lo mandé en cana".

"No me gustó que Irazún hiciera tiempo. Hasta mi hijo me retó: Pareció en la tele que lo mandaste en cana, me dijo. Para nada. Nada que ver. Yo intento que mis arqueros tengan confianza, intento estar cerca de ellos. Conviven con el error, yo creo que el puesto de arquero y de técnico son parecidos, te equivocaste vos, no tenés margen de error, no tenés quien te cubra. Yo lo que le remarcaba es que si hacés tiempo después te agregan más y hay que ver que le tirás el público en contra al árbitro. Después por ahí no te pitan una jugada dudosa… tenemos que tratar de evitar eso. Todos hicimos tiempo en el fútbol, el que diga que nunca hizo tiempo no dice la verdad. Podés hacer tiempo con la tenencia de pelota. Yo agarro la pelota en el lateral y la entrego rápido. Yo hice tiempo como jugador, pero hay que manejar los momentos", dijo Vivaldo, termo y mate en mano.

"Uhhh que patada te pegó ese..."

”Yo tenía una gran relación con Ángel Sánchez un árbitro que se llevaba muy bien con los jugadores, que sabía manejar muy bien los partidos. Y él me decía… cuando yo haga la seña le pegás… y yo le hacía caso, pero me tomaba mi tiempo en ir a buscar la pelota y acomodarla. Eso sí: me hacía la seña y le pegaba. No lo exponía. Eran códigos de cancha.. que se yo… había otro árbitro que te decía….’uhhh qué patada que te pegó’… y un compañero le decía ‘¿se la puedo devolver?’… ‘sí… pero no te pases ehhh’, te respondía… otro fútbol, otros códigos. Hoy se ven más las cosas, antes había una sola cámara.. hoy critican al árbitro por un offside de cinco centímetros… siempre tuve buena relación con los árbitros y acá también. Yo vivo mucho el partido, y abro los brazos... ¿qué querés? mido 1.95 y se ve de todos lados, pero no los dejo pegados”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)