PEÑAROL

Jorge Barrera: “Le prometí a Juan Pedro que voy a dejar todo en la cancha”

Aceptó la propuesta que le realizó Rodolfo Catino y será el candidato a presidente de las elecciones de Peñarol en representación del oficialismo. Quiere trabajar en pos de la unión del club y seguir adelante con el proyecto de crecimiento y profesionalización que lideró Juan Pedro Damiani. 

El abogado penalista Jorge Barrera (Foto: Francisco Flores)
Foto: archivo El País.

No se alejará del Derecho Penal si es elegido presidente, pero encontró el apoyo de su socia para que su estudio no pierda el nivel de excelencia al que están acostumbrados sus clientes. Está feliz de contar con el aporte de Catino como candidato a la vicepresidencia porque es el dirigente que lideró una revolución en las formativas aurinegras.

- Hace algunos días Rodolfo Catino le pidió que reconsiderara su posición y que aceptara encabezar la lista del oficialismo en las próximas elecciones de Peñarol. ¿Cuándo va a responderle?

- Es así. Rodolfo me planteó las cosas con mucha franqueza, de una manera muy sincera. Me dio las razones por las que él y un grupo de grandes peñarolenses creía que yo debía rever mi decisión de no ser candidato en estas próximas elecciones. Fue una charla muy buena entre dos personas que hemos trabajado juntas en estos nueve años en el club.

- La charla pudo haber sido muy buena, pero no me ha dicho cuándo piensa responder a ese ofrecimiento de Catino.

-Hace algunas horas que le he dado mi respuesta.

- ¿Va a ser candidato?

- Sí, voy a ser candidato. He tomado la decisión de aceptar la propuesta que Rodolfo me hizo llegar y el enorme desafío que representa aspirar a la presidencia de Peñarol. Él me dio sus razones, muy válidas por cierto, en el sentido de que ve en mí a un articulador de la unidad que él trata de construir y que Peñarol necesita. Y, además, sería un ingrato si no agradeciera esa cantidad importantísima de firmas que se reunieron para que yo no repensara mi decisión.

- ¿Cómo lo convenció Catino para que liderara un proyecto?

- Rodolfo trabajó mucho en los últimos tiempos por la unidad. Los peñarolenses estamos cansados de divisiones, de peleas entre dirigentes y sectores, de perfilismos. Y él entendió que debía hacer un enorme esfuerzo por unir a los peñarolenses. Trabajó duro en eso. Intentó generar una alianza con el Movimiento 2809 para unir al club, para darle gobernabilidad, para terminar con toda este fuego cruzado que tanto mal le ha hecho y le hace al club. Los peñarolenses no estábamos acostumbrados a ventilar estas cosas hacia fuera. En Peñarol se hablaban las cosas con las puertas y ventanas cerradas, porque primero estaba Peñarol y luego las ambiciones o aspiraciones legítimas de cada uno. Históricamente esta actitud se ha denominado “ barrer hacia adentro” y eso es lo que tenemos como legado. Y yo valoré mucho lo que Rodolfo hizo para tratar de generar esa unidad. No pudo hacerlo para estas elecciones, pero creo como él que hay que tener el objetivo de volver a ese Peñarol, el de toda la vida, la noche misma de las próximas elecciones. Hay que unir, hay que zurcir y hay que tirar juntos para el mismo lado. Eso es Peñarol. Y ese esfuerzo de Rodolfo y los argumentos con los que me pidió que aceptara el desafío me hicieron reconsiderar mi decisión y aceptar el ofrecimiento.

- ¿Y qué le pidió usted a Catino para aceptar?

- Que él asuma el mismo compromiso y me acompañe como candidato a la vicepresidencia.

- ¿Qué tiene Catino que, a su juicio, lo transforma en el compañero de fórmula ideal?

- Ha demostrado ser un gran dirigente. Un hombre de trabajo, que en silencio y con una política de puertas abiertas ha liderado la revolución que Peñarol ha desplegado en divisiones formativas. El trabajo de Rodolfo y del equipo del que se rodeó, donde nunca hizo diferencias en función de si fulano era de tal grupo o mengano de otro, permitió revalorizar el patrimonio del club, vender jugadores al Real Madrid, Barcelona y Boca Juniors, y tener en el plantel principal actual a jugadores formados en nuestras canteras. Ha mostrado gestión, tanto en divisiones formativas como en la gestión del Palacio Peñarol. Y ha mostrado, por otra parte, ser hombre de unidad, de integración. Va a ser un gran vicepresidente.

- Usted había dicho en Ovación que su trabajo profesional era, entre otras coas, un gran impedimento para aceptar un cargo de tanta responsabilidad. ¿Qué fue lo que cambió?

- Me reuní con mi socia, Marianela Melgar, que además de ser una gran profesional es una gran peñarolense. Ella fue la primera que me dijo que si yo aceptaba ella dedicaría más tiempo a la firma que ambos dirigimos. Y el mismo compromiso encontré en todos los profesionales de la firma. A la vez, hemos decidido con mi socia incorporar a más profesionales para que el nivel de excelencia en el servicio al que están acostumbrados nuestros clientes se mantenga inalterable.

- Este cambio de planes, ¿lo llevará a a abandonar el ejercicio del Derecho penal si es presidente de Peñarol?

- No. En primer lugar porque con Rodolfo pensamos en que si los socios nos dan esta responsabilidad la próxima conducción del club tenga áreas bien definidas de trabajo, con responsabilidades muy claras y con un trabajo de equipo que será el motor de nuestro modelo de gestión. Y en segundo término, porque uno mira que Florentino Pérez preside el Real Madrid y es, a la vez, uno de los empresarios más importantes de España. Porque lo mismo sucede con los presidentes de Boca Juniors y River Plate. Y, finalmente, pero no menos importante, porque tenemos un ejemplo muy claro hoy en Peñarol. Juan Pedro (Damiani) ha liderado un proceso de cambio exitoso en el club, no le ha faltado a ninguna de sus obligaciones con Peñarol y no ha dejado por ello de encarar sus actividades empresariales con éxito dentro y fuera del país.

- ¿Y su familia, qué dice? ¿Está de acuerdo con que asuma, si el socio lo acepta, un desafío y compromiso tan grande?

-Mi hijo Juan Pablo, que me acompaña a todos lados con Peñarol, se quedó triste cuando le dije que no sería candidato. Es un compañero formidable y me decía que si cambiaba de idea él iba a estar a mi lado. Y a él y a mi esposa Carolina espero poder devolverles con mi trabajo en el club el esfuerzo que estas cosas siempre representan para la familia. Ella me conoce mejor que nadie y sabe todo lo que Peñarol ha significado para mí desde niño y todo cuanto contribuyó en mi formación como persona.

- ¿Habló con Damiani?

- Por supuesto. Lo llamé cuando tomé la decisión. ¿Cómo no iba a llamarlo?

- ¿Qué le dijo a Damiani?

- Yo le agradecí todo lo que ha hecho por el club en todos estos años y todo lo que sigue haciendo al día de hoy, y le prometí que voy a dejar todo en la cancha para poder continuar, consolidar y desarrollar aún más este formidable proceso de crecimiento, profesionalización y cambio que el club ha recorrido bajo su conducción. Con el tiempo los peñarolenses van a poder aquilatar la clase de presidente que Juan Pedro ha sido para Peñarol.

- ¿Y qué le respondió Damiani?


-Se quedó muy contento por el club y por mi decisión. Todos saben de nuestra sólida relación de amistad y afecto, gestados a lo largo de tantos años de trabajo conjunto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)